Piel: ¿cómo cuidarla antes y después de la mascarilla?

 

 

Cuida tu piel antes y después de usar mascarilla

 

 

En este período tenemos que aprender a cuidar la piel de la cara, ya que la mascarilla se ha convertido en un accesorio básico para salir a la calle. En tiempo del coronavirus la mascarilla se ha vuelto obligatoria en muchas ciudades del mundo.

 

 

Tengamos en cuenta que es un medio de protección, y la necesidad impulsó la creatividad de las marcas de moda, incluso de las modistas de barrio que no pueden salir a comprarlo. Por lo tanto, la fabrican con tela que tengan en casa y con servilletas de papel dentro, a modo de filtro renovable.

 

 

Pero para utilizarlas de manera correcta tenemos que tener en cuenta algunos consejos para no causar daño e irritación a la piel.

 

 

Consejos para cuidar la piel al usar mascarilla

 

 

Limpia la piel antes y después de salir

 

El uso la mascarilla genera humedad, acumula suciedad en la piel y bloquea la respiración de los poros, terminando con irritación y brotes.

 

Lo primero que hay que hacer es limpiar muy bien la piel con agua y jabón eliminando el exceso de grasitud, para que nada se pegue a ella.

 

 

Esto favorece que no se produzcan irritaciones en las partes que no están cubiertas que son mejillas y mandíbula. Recuerda que la inhalación y exhalación aumenta el calor y la humedad, lo que hace que el espacio entre la cara y la tela sean un caldo de cultivo para las bacterias.

 

 

 

Huméctala

 

Sigue utilizando la crema hidratante por la mañana y por la noche, pero aplícate una hidratante durante el día, que sea muy ligera para evitar excesos de aceites.

 

Evita el maquillaje o limítalo al mínimo

 

Al respirar con una máscara facial ajustada en la cara, si tienes capas de base rubor se convierte en un desastre. Sería ideal no sumarle nada más a la piel, que tiene que respirar bajo la tela, y cuanto menos aceite tenga, mucho mejor.

 

Evita el protector solar

 

A menos que tengas uno libre de aceites, porque las partículas se adhieren a la piel dificultando su respiración y tapando los poros. Igualmente. el tapaboca te protege de los rayos del sol.

 

Limpia tu piel al volver a casa

 

Cuando llegas a casa vuelves a lavar con agua y jabón, puedes usar una esponja. Luego comienza con tu rutina diaria de belleza.

 

 

Algo a tener en cuenta para prevenir la irritación por el cubreboca es elegir una tela más amigable para la piel con materiales más suaves.

 

Teniendo en cuenta estos puntos, tu piel y salud estarán a salvo de las bacterias y virus.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: sumedico, Glamour.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *