¿Qué es la genofobia y cómo tratarla?

 

 

Qué es la genofobia y cómo se trata

 

 

La genofobia o también conocida como coitofobia, es sentir miedo irracional hacia las relaciones sexuales. Forma parte de la amplia variedad de fobias sexuales.

 

Esas personas presentan un trastorno en el que puede iniciar relaciones románticas, abrazarse, besarse, pero sienten gran temor a las relaciones sexuales y la penetración.

 

 

En principio parece poco probable que una práctica sexual pueda proporcionar sensaciones de miedo y estados de elevada ansiedad.

 

Sin embargo, alguna vez has experimentado nervios o intranquilidad en los momentos previos a una práctica sexual, pero en muchos casos pueden acentuarse y originar la genofobia.

 

 

Es un trastorno de ansiedad, es el mismo miedo que cualquier persona experimenta en otra fobia, pero cuando se expone a una práctica sexual.

 

 

 

¿Cuáles serían posibles causas de la genofobia?

 

Este tipo de fobia se puede producir tanto en hombres como en mujeres, pero chicas son las que tienen más motivos para sentir temor a la hora de mantener encuentros íntimos. Entre los cuales se destaca el miedo quedar embarazada o el vaginismo.

 

 

Las posibles causas podrían ser:

 

Malas experiencias

 

Experiencias traumáticas de abuso sexual, comportamiento sexual manipulador o dolor sufrido durante la penetración.

 

Los expertos explican que este tipo de fobias suelen tener origen en la infancia, o también pueden desarrollarse como consecuencia de problemas de índole sexual.

 

 

Como puede ser disfunción eréctil, eyaculación precoz o alguna condición médica que para algunas mujeres hacen que el sexo sea doloroso.

 

 

Miedo a decepcionar a la pareja

 

Muchas personas dan demasiada importancia a lo que la otra persona puede pensar sobre ellas en un encuentro sexual. Surge un miedo a no cumplir con las expectativas del otro.

 

Miedo al dolor

 

Muchas mujeres consideran el acto sexual como una fobia especialmente por miedo a ser lastimadas en el encuentro, ya sea por el órgano reproductor masculino, o juguetes desconocidos.

 

Tratamiento de la genofobia

 

Según investigaciones las fobias pueden superarse gracias a la psicoterapia. Es un trastorno que pueda revertirse totalmente con la toma de ansiolíticos para presión ansiedad.

 

 

La persona que padece este tipo de trastorno puede acudir a la consulta con un psicólogo, el tratamiento cognitivo-conductual ha mostrado ser muy eficaz para muchos casos de fobias específicas.

 

 

Por ningún motivo la persona puede intentar evitar por completo la práctica sexual porque no es la mejor solución.

 

 

Es muy importante recibir tratamiento para superar el feo y a poder estar feliz y tener una plena vida sexual.

 

 

 

 

 

Imágenes: Vix, Problanerias.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *