Frutas y verduras: trucos para conservarlas frescas

 

 

Trucos para poder conservar frutas y verduras frescas

 

 

Para conservar las frutas y las verduras frescas más tiempo tenemos que conocer algunos trucos que no teníamos en cuenta al momento de guardarlas.

 

 

Algo importante es que no se deben lavar las verduras antes de meterlas en el frigorífico sino antes de consumirlas. Si se guardan húmedas será más fácil que proliferen las bacterias.

 

 

Además, las frutas y verduras tienen distintos tipos de maduración entre sí por lo que hay que guardarlas por separado.

 

 

Recordemos que son alimentos que debemos incluir en nuestra dieta diaria, ya que contienen vitaminas y minerales esenciales que el cuerpo requiere para estar en óptimas condiciones de salud.

 

 

Trucos para conservar frutas y verduras por más tiempo

 

 

Lavar antes de guardar

 

Las frutas y verduras hay que lavarlas bien porque pueden tener restos de tierra y pueden contaminarse unos a otros en el cajón. Entonces durarán menos.

 

 

En el caso de las fresas, frutos del bosque, champiñones o hierbas aromáticas, al lavarlos y guardar los húmedos se acorta su vida útil. Por lo tanto, es mejor lavarlos justo en el momento de consumirlos.

 

 

Separarlos

 

Para optimizar la conservación hay que separar las frutas y las verduras. Recordemos que las propiedades de maduración son diferentes. las que maduran más tarde pueden ponerse marchitas y descomponer a las otras si las tenemos juntas.

 

No siempre van en la nevera

 

Algunos alimentos necesitan estar a baja temperatura en los meses de calor, pero otros como las patatas, cebollas y ajos, no es necesario meter al frigorífico.

 

 

Los tomates también están mejor fuera, en un lugar seco y oscuro.

 

Bolsas transparentes

 

El uso de estas bolsas con pequeños agujeros es un truco muy práctico para prolongar la vida útil este tipo de alimentos. Evita la proliferación de moho y microorganismos dañinos.

 

Revisarlos

 

Revisar los productos antes y durante su almacenamiento, para evitar que se dañen antes de lo debido. Es primordial que lo hagas todos los días, y desechar lo que están demasiado maduros o con señales de descomposición.

 

Congelarlos

 

Es posible congelar las frutas y las verduras para mantenerlas en condiciones por más tiempo. Lo  ideal es no tener que hacerlo porque pierden algunas de sus propiedades, pero si tenemos en cantidad y se van a poner malas, es mejor congelarlas.

 

 

Puedes aprovecharlas para realizar batidos, pasteles o mermeladas, y no tienes que desperdiciarlas. Lo mejor es comprar la cantidad que vamos a consumir para garantizar su frescura y concentración de nutrientes.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Vix, Diario femenino.

 

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *