Cómo mejorar los síntomas de la alergia primaveral

 

 

Consejos para poder mejorar los síntomas de la alergia primaveral

 

 

 Los ojos llorosos, el picor de garganta, las narices goteantes, dificultar para respirar… son algunos de los síntomas de la alergia.

 

 

Cada primavera es diferente para los alérgicos ya que las condiciones meteorológicas, sobre todo las lluvias, juegan un papel importante en las concentraciones de polen, lo que determina que los síntomas sean más o menos habituales.

 

 

La farmacéutica Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia, nos da las claves para mejorar los síntomas de la alergia primaveral, aunque si los síntomas son muy graves, hay que visitar a un especialista para que determine el mejor tratamiento.

 

 

¿Por qué se produce la alergia primaveral?

 

La alergia es una reacción del sistema inmunitario hacia alguna sustancia que considera peligrosa para el organismo. En primavera la alergia más común es al polen que liberan ciertas plantas y árboles y que quedan suspendidos en el aire. Algunas de las especies que provocan más alergias son las gramíneas y el olivo.

 

Síntomas más frecuentes de la alergia primaveral

 

  • Picor de nariz y de garganta
  • Estornudos frecuentes
  • Ojos llorosos, con picor y enrojecimiento
  • Congestión y secreción nasal
  • Tos e incluso dificultad para respirar

 

Cómo mejorar los síntomas de la alergia primaveral

 

Para minimizar los efectos de la alergia se aconseja usar gafas de sol y mascarillas para evitar el contacto con los agentes alérgenos cuando estamos en el exterior.

 

 

En casa evitar alfombras y cortinas, y limpiar con aspiradoras y trapos húmedos para atrapar las partículas que provocan la alergia. Evitar visitar parques y lugares con muchos árboles y plantas.  El tabaco y el aire acondicionado pueden agravar los síntomas de la alergia.

 

 

En la farmacia podemos dispensar diversos productos, sin receta médica, que ayudan a mejorar los síntomas de la alergia primaveral.

 

 

Algunos de ellos son: agua de mar y otros aerosoles nasales que ayudan a limpiar e hidratar la nariz; colirios para aliviar el picor y el enrojecimiento de los ojos, y antihistamínicos que alivian los síntomas más frecuentes como el lagrimeo, el picor, los estornudos y las secreciones nasales.

 

 

 

 

 

Imágenes: diezminutos.es.

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *