Claves para el desconfinamiento facial

 

 

¿Cómo debemos cuidar la piel y protegerla en el desconfinamiento?

La desescalada ha empezado y ya podemos disfrutar de salir a pasear, hacer recados o trabajar. Pero, después de dos meses con los hábitos cambiados y menor exposición a los factores externos, ¿qué pasa con nuestra piel?, ¿cómo debemos cuidarla y protegerla en el desconfinamiento?

 

 

Los expertos facialistas de Germaine de Capuccini Goya, uno de los centros de belleza TOP del barrio de Salamanca (ya abierto), nos explican qué rutina debemos seguir y cuál es el tratamiento ideal para estas y circunstancias.

 

 

 

Limpia la piel en profundidad

Esta primera clave es la más importante para descongestionar la piel. Es un paso imprescindible para que el resto de productos sean eficaces. Se puede hacer con gel o crema limpiadora, pero siempre acorde al tipo de piel.

 

Exfolia

 

La acción del sol y la contaminación hacen necesarias las exfoliaciones de la piel (al menos una a la semana). De lo contrario, corremos el riesgo de acumular suciedad y lucir una piel apagada y deshidratada. Es primordial someterse cada cierto tiempo a una limpieza profesional en tu centro de confianza.

Tonifica

Hay que aplicar tónico para equilibrar el PH del cutis. La elección del producto es muy particular y dependerá de las necesidades de cada piel.

 

Añade un plus de tratamiento con un serum

 

No puede faltar en la rutina diaria de cuidados de la piel. Con su uso se incrementa la luminosidad, se unifica el tono de la piel, se suaviza la hiperpigmentación y las irregularidades y se controla la grasa.

 

Escoge una buena crema hidratante

 

Es un producto esencial y un básico de la rutina facial.  Antes de decantarte por alguna, debes tener claro qué tipo de piel tienes (grasa, seca, mixta).  

 

No olvides el contorno de ojos

 

La piel del contorno de ojos es más fina y necesita una crema específica. Además de dormir entre 7 y 8 horas, es muy importante aplicar un cuidado especial día y noche para esta zona y acabar con las ojeras, bolsas y arrugas.

Incorpora antioxidantes

El estrés oxidativo es el principal responsable del envejecimiento de la piel. Se produce con la edad y por factores externos como la exposición al sol, la contaminación o los tóxicos sociales. Hay que incorporar antioxidantes como la vitamina C, en serums, cremas o tratamientos profesionales en cabina cada cierto tiempo.

 

Utiliza SIEMPRE protector solar

Durante todo el año. Te protege de las radiaciones del sol, reduce el riesgo de padecer cáncer de piel, el envejecimiento y quemaduras solares. Es el mejor producto para que la piel no reciba los daños y permanezca joven más tiempo. Es importante utilizarlo con un factor de protección adecuado. El número visible junto a las letras te permitirá saber cuánto tiempo podrás exponerte al sol.

 

Aliméntate de forma equilibrada y saludable

 

Una forma muy sana de conseguir un broceado perfecto y un aspecto mucho más saludable es comer frutas y verduras. Estos alimentos son ricos en carotenoides que mejoran el sistema inmune y dan a la piel un color más dorado.

Con el uso de mascarilla

 

Una constante en tiempos de coronavirus que puede acabar produciendo irritaciones en la piel. Tras el uso, aplica una crema hidratante con activos calmantes.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *