Cómo elegir el bañador ideal para nuestros hijos

 

 

Los consejos para elegir el bañador ideal para los más pequeños

 

 

Llega el verano y tenemos que equipar a nuestros pequeños con todo lo necesario para disfrutar de esos ratos de ocio y diversión tan necesarios. Y, cómo no, los bañadores son imprescindibles.

 

 

Pero no siempre tenemos ni tiempo ni la posibilidad para ir de tiendas. Por eso, el comercio virtual es la mejor alternativa para evitar que llegue el calor y el armario de los peques no esté completo.

 

 

Además, hay infinidad de sitios en los que podrás elegir moda infantil para que tus hijos vistan a la última. Comprobarlo es tan sencillo como echar un vistazo en Cóndor shop.

 

 

Pero si hablamos solo de vestirse para disfrutar de la playa o la piscina, antes de comprar bañadores de niña online, conviene que tengas en cuenta algunos consejos básicos que te ayudarán a acertar

 

 

 

Bañador o bikini

 

La ropa de baño, sobre todo en el caso de los más pequeños, debe ser cómoda. Si van a practicar natación, entonces es mejor optar por bañador, y a ser posible deportivo. Si simplemente van a jugar en la playa o la piscina, un bikini o incluso un culotte serán ideales.

 

Diseño

 

Los niños también tienen su personalidad y sus gustos y hay que dejarles que elijan su ropa, también sus bañadores.

 

 

Además, en el caso de las niñas la variedad de modelos es infinita: lisos, con estampados de todo tipo o a rayas; con volantes o lazos; de una o dos piezas… Es importante elegir uno que les guste o no querrán ponérselo. 

 

Talla

 

Los bañadores no son ‘crecederos’. Los niños son inquietos por naturaleza, van a saltar, a correr y a tirarse de cabeza o en plancha a la piscina. El bañador debe ajustarse a sus cuerpos como un guante, si les queda grande es posible que lo pierdan en alguna de sus aventuras.

 

 

Tejido

 

Es muy importante que los bañadores infantiles estén fabricados en tejidos resistentes y de buena calidad. Pero, sobre todo, deben ser ligeros, transpirables y secar rápido. Los niños se pasan el día entrando y saliendo del agua, y si están siempre mojados el riesgo de un resfriado, incluso en verano, es mayor. 

 

Complementos

 

El bañador es la pieza fundamental, pero para que los peques (sobre todo en el caso de las niñas, que son más presumidas) vayan a la última, no pueden faltar los complementos a juego.

 

 

Puede ser un pareo o una camiseta a juego, un bolsito impermeable para que lleven sus cosas, un sombrero o unas gafas para protegerse del sol o unas zapatillas para agua diferentes y que combinen con el look elegido. 

 

De repuesto

 

Un bañador nunca es suficiente. Como mínimo, los niños deben tener de quita y pon, pero si van a pasar muchos días y muchas horas en la piscina o en la playa, conviene que tengan varios. Las niñas, además, siempre estarán encantadas de poder elegir más de un modelito.

 

 

Acertar con un buen bañador siempre es complicado, pero si se trata de niños, debes tener un poquito más de cuidado, sobre todo si lo compras online. Comprobar bien los materiales y las tallas, además de fijarse en el modelo, ayudará a elegir bien.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: eslamoda.com, mymodernmet.com.

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *