Efectos del consumo excesivo de suplementos vitamínicos

 

 

Los efectos de un consumos excesivo de sumplementos vitamínicos

 

Los suplementos multivitamínicos son una combinación de vitaminas y minerales que cumplen funciones únicas en el organismo. 

 

¿Para qué sirven los multivitamínicos? 

 

Los fabricantes promocionan multivitamínicos para propósitos especiales como aumento de la ingesta de nutrientes, promoción de la salud y prevención de enfermedades crónicas. 

 

 

La vitamina A ayuda a conservar la inmunidad y la integridad cutánea. Las vitaminas del grupo B nos ayudan en el funcionamiento del aparato digestivo.

 

 

La vitamina C ayuda a producir colágeno, la proteína responsable de la cicatrización, elasticidad y fuerza de la piel. La vitamina D conserva la salud cardiovascular. 

 

 

La vitamina E mantiene sano el sistema nervioso. La vitamina K contribuye en la reparación y creación de hueso, mantiene el sistema inmunológico y preserva la salud cardiovascular. 

 

 

Sin embargo, pese a estar considerados como un remedio natural, un abuso excesivo de estas también podría traer consecuencias, en lugar de beneficiar su salud.  

 

¿Demasiadas vitaminas? 

 

La mayoría de multivitamínicos se venden sin receta y en muchos casos, son comprados por personas que no presentan ninguna carencia de vitaminas. También existen casos donde no han consultado la opinión de un especialista antes de adquirirlos. 

 

 

Las vitaminas son solo necesarias si el médico les prescribe. No debemos abusar de ellos ni tomarlos a la ligera. El uso indiscriminado de multivitamínicos podría traer problemas en la salud. 

 

 

De acuerdo con una investigación publicado en New England Journal of Medicine, se demostró que la combinación de betacaroteno y vitamina A está relacionado con un riesgo 46 % mayor de muerte por cáncer pulmonar. 

 

 

En un principio los investigadores pensaban que la vitamina A hacía frente al cáncer del pulmón. No obstante, notaron que los voluntarios que tomaban una dosis extra, tenían una mayor incidencia de la enfermedad. Por esta razón, tuvieron que interrumpir el estudio. 

 

 

Por otro lado, la sobredosis de vitaminas del grupo B puede provocar náuseas, ictericia y toxicidad hepática. Una excesiva ingesta de vitamina D durante el embarazo puede causar problemas de salud mental en los bebés. 

 

 

Una sobredosis de vitamina C podría causar diarrea, náuseas y cólicos estomacales. En el caso de las personas que padecen hemocromatosis, una enfermedad en la que exceso de hierro se acumula en el cuerpo, también podría empeorar el exceso del mismo y dañar los tejidos y órganos del cuerpo, como el hígado y el corazón, y provocar daños.

 

 

Los suplementos multivitamínicos de hierro son una de las principales causas de envenenamiento en menores de 6 años de edad. Por esta razón, mantenga estos productos fuera del alcance de los niños. 

 

 

La cantidad recomendada de nutrientes que deben consumir las personas varían según la edad y el sexo. El especialista que nos recomiende suplementos multivitamínicos deberá valorar las cantidades diarias recomendadas (CDR) e ingestas adecuadas (IA).  

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: onlinehealthmedia.com, freepik.com.

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *