Anorgasmia: un problema más común en las mujeres

 

¿Conoces la anorgasmia?

 

 

La anorgasmia es una falla sexual más común en las mujeres, y se cree que una de cada diez no ha tenido un orgasmo en su vida. Significa la ausencia del orgasmo sexual,  más del 90% de los casos está asociado a problemas psicológicos o experiencias traumáticas vinculadas al ámbito sexual.

 

 

La mujer puede sentir excitación normal y siente placer, pero en la fase del clímax no alcanza el orgasmo.

 

 

Descripción general y síntomas de la anorgasmia

 

 

No se debe confundir con la frigidez, que en este caso se produce la ausencia de deseo. Tengamos en cuenta que los orgasmos varían en intensidad, las mujeres varían en la frecuencia de sus orgasmos y en la cantidad de estimulación necesaria para provocarlo.

 

 

Muchas mujeres necesitan gran estimulación en el clítoris directa o indirectamente, y no logran alcanzar el clímax sólo con la penetración. Si te preocupa la falta de orgasmos o sientes que la intensidad no es la adecuada, consulta con el ginecólogo sobre la anorgasmia.

 

 

 

Síntomas

 

Un orgasmo es una sensación muy intensa de placer físico y liberación de tensión, que van acompañadas de contracciones rítmicas e involuntarias de los músculos del piso pélvico.

 

Los principales síntomas son la incapacidad de tener un orgasmo, o largas demoras para lograrlo. Son muchas las mujeres que este tema les genera angustia, además hay distintos tipos de anorgasmia.

Diferentes tipos de anorgasmia

 

Primaria: Hace referencia a las mujeres que nunca tuvieron un orgasmo en la vida.

 

Secundaria: Se produce en las mujeres que alguna vez tuvieron orgasmos y luego dejaron de experimentarlos.

 

Situacional: Significa que pueden tener orgasmos sólo en ciertas circunstancias como ser durante el sexo oral o la masturbación, o con una pareja específica.

 

Generalizada: no pueden tener orgasmos en ninguna situación y con ninguna pareja.

 

¿Cómo se puede revertir la situación?

 

Existen terapias personalizadas, pero va a depender de las causas que la producen. La psicoterapia suele ser una buena alternativa.

 

 

Es una de las más utilizadas y con mayor tasa de éxito, ya que ayuda a superar los bloqueos y barreras que impiden que muchas mujeres puedan sentir placer sexual.

 

 

El apoyo emocional de la pareja es muy importante y el apoyo y colaboración pueden incrementar el éxito en el tratamiento. La mayoría de los profesionales recomiendan practicar ejercicios de masturbación, y recibir estimulación manual del clítoris por parte de la pareja indicándole movimiento y frecuencia.

 

 

Pero recibir un buen diagnóstico es necesario acudir a un profesional de la salud especializado en este tipo de trastornos. Los especialistas afirman que en un 80% de las mujeres que consultan llegan a resolver su problema de anorgasmia.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Wapa, ONsalus.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *