Los beneficios del ácido hialurónico vegano

 

 

 

Todas las propiedades del ácido hialurónico vegano

 

 

Seguro que sabes que el ácido hialurónico es uno de los activos más habituales en cremas y otros productos de belleza. Pero, ¿sabías que existe el ácido hialurónico vegano? Te contamos todos sus beneficios de la mano de la firma de cosmética vegana Kóoch Green Cosmetics.

 

 

¿Qué es el ácido hialurónico?

 

El ácido hialurónico (HA) es un glucosaminoglicano que está compuesto por una cadena lineal de polisacáridos, formada por unidades encadenadas de ácido D-glucurónico y N-acetil-D-glucosamina.

 

 

Es la estructura del ácido hialurónico lo que le aporta sus características fisicoquímicas y propiedades biológicas, que dependen de su peso molecular.

 

 

El ácido hialurónico es una sustancia presente de forma natural en nuestro organismo que, con el paso de los años, va disminuyendo. Gracias a sus propiedades es un componente habitual de cremas y otros productos de belleza.

 

Diferencias entre el ácido hialurónico vegano y el ácido hialurónico de procedencia animal

 

El ácido hialurónico vegetal se obtiene a partir de materias primas vegetales mediante un proceso de fermentación, mientras que el ácido hialurónico animal se obtiene de materias primas animales como cresta de los gallos, cordón umbilical, aletas de tiburones…

 

 

El ácido hialurónico vegano que utiliza Kóoch Green Cosmetics en sus cosméticos procede de la fermentación de la cepa bacteriana Streptococcus equi subsp. zooepidemicus. a partir de semilla de trigo, semilla de maíz, levadura y la fermentación de una cepa bacteriana no hemolítica de Streptoccocus equi.

 

¿Cuáles son las propiedades del ácido hialurónico vegano?

 

La eficacia del ácido hialurónico depende de su peso molecular. El ácido hialurónico vegano de alto peso molecular tiene un efecto hidratante de larga duración: hidrata y proporciona elasticidad a la piel, así como suavidad, sin sensación de oclusión.

 

 

Por su parte el ácido hialurónico de bajo peso molecular tiene una penetración mayor, lo que aumenta la hidratación, ayudando a prevenir las arrugas, mejorando la textura de la piel, evitando la descamación, reduciendo el tamaño de los poros e incrementando el grosor de la piel.

 

 

 

 

 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *