Cómo retirar las extensiones y lograr unas pestañas fuertes naturales

 

 

Consigue una pestañas naturales más fuertes y retira las extensiones

 

 

Aunque para todas lo ideal es acudir a tu centro preferido a que te retoquen o retiren las extensiones, te recomienden el producto que mejor se adapte a tus necesidades y de paso te mimen un poquito, por ahora y sintiéndolo mucho, eso aún tendrá que esperar un poquito.

 

 

Lilash, el suero purificado para pestañas pionero en el sector cosmético en 2007, nos aconseja cómo retirar extensiones de pestañas además de conseguir unas pestañas naturales y fuertes

 

 

 

 

Mientras tanto y para evitar las molestias de las extensiones a medio caer y un daño mayor sobre nuestras propias pestañas podemos recurrir a algunos trucos y consejos de expertos. Si no tenemos un producto específico para retirar extensiones, podremos encontrar algunos remedios en casa que nos ayuden a retirarlas sin arrancar nuestras pestañas.

 

 

Lo ideal, tanto si llevamos extensiones como si no, es que usemos un producto fortalecedor de pestañas para que de esta forma, nuestra pestaña sea mucho más fuerte y resistente, y aguante mejor tanto el peso de la extensión como los productos y procedimientos que tendremos que llevar a cabo para ayudar a retirarlas de forma casera.

 

 

Una opción es, con la piel limpia y seca, hacer unos baños de vapor caseros, aquí podemos incluir alguna esencia que nos guste y lograr así, nuestro momento relajante.

 

 

Una vez pasados 10 minutos nos haremos con un algodón mojado en aceite de oliva, y deslizaremos suavemente de la raíz a la punta haciendo hincapié en la zona de pegamento de la extensión pero sin dejar que nos entre aceite en los ojos ya que podría resultar un poco molesto. 

 

 

Si ves que cuesta mucho puedes relajarte unos minutos con los ojos cerrados y los algodones empapados en aceite encima para ablandar el pegamento y que resulte más fácil arrastrar el pegamento. Eso sí, siempre ten cuidado y ten muy en cuenta la reacción de tu piel a los productos, aunque el aceite de oliva es algo totalmente natural, podría haber gente sensible o alérgica.

 

 

 

 

Otra opción, quizá para las más mañosas, sería ablandar y retirar el pegamento y la extensión con un bastoncillo de los oídos y vaselina, mucha vaselina, moviendo el bastoncillo también desde la raíz hacia la punta haciendo siempre una ligera rotación y presión.

 

 

Sea cual sea la solución que elijas, lo importante es que no tires de la extensión ya que lo más fácil es que termines arrancando tu pestañita. Una vez conseguido, solo tienes que mimarlas mucho con un serum que les aporte todo los necesario para crecer fuertes y muy muy largas.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: caravan.zimbanews.com, aillea.com.

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *