Mujeres: ¿también pagan por sexo?

 

 

¿Hay mujeres que pagan por sexo?

 

 

En la actualidad muchas mujeres pagan por tener sexo. Disponen de un amplio espectro de servicios sexuales de pago y cada vez los demandan más.

 

 

Buscar sexo sin compromiso en internet, en gran cantidad de plataformas digitales se ha convertido en el medio más rápido y efectivo para contratar hombres a cambio de placer.

 

 

Son conocidos rentboys, gigolos, gogoboys, hombres que venden su cuerpo no solo a varones, sino también a mujeres. Según investigaciones realizadas gran cantidad de mujeres profesionales buscan sexo y pagan por hora.

 

 

Otras están dispuestas a pagar mucho más si el acompañante permanece durante todo el fin de semana con ellas. Esta cantidad se ha triplicado en 5 años, los estudios realizados.

 

 

¿Por qué las mujeres pagan por sexo?

 

 

Tiene mucho que ver con los nuevos roles de la mujer, el sexo remunerado supone una situación de poder por lo tanto ahora la mujer también paga y se permite disfrutar, explican los psiquiatras.

 

 

La pregunta es porque pagan por sexo si lo pueden conseguir gratis, las respuestas de las mujeres encuestadas fue la siguiente: al alquilar los servicios es una transacción limpia, todas las partes saben lo que van a obtener no hay malentendidos. Tu eliges al chico que te gusta y sabes de antemano que te vas a acostar con él.

 

 

Además, las mujeres utilizan los servicios piensan que ellos no hacen nada ilegal son profesionales pasa las pruebas de VIH, el nivel de higiene muy alto, son considerados, amables, tienen una educación sexual adecuada, nos dedican tiempo y son muy agradables si le das las instrucciones necesarias.

 

 

 

 

 

Otros investigadores afirman que este tipo de servicio lo utilizan mujeres entre 30 y 40 años que son profesionales. Desear una experiencia placentera y garantizada y pagarlo se los asegura.

 

Además, esas mujeres le dan prioridad en su vida a la profesión y no tienen tiempo para relaciones románticas. Un joven prostituto de Barcelona que se especializa en mujeres de 30 a 55 años agrega que tienes que conseguir que le guste a la clienta para que quiera repetir.

 

Además, hay otras formas de contratar servicios sexuales como ser masajes con final feliz, con una ventaja adicional para muchas que no hay penetración.

 

Ellos explican que hay clientas de todas las edades principalmente 30 a 40, la mayoría casadas, con buenos puestos y exitosas en su trabajo, algunas con hijos crecidos.

Explicaciones de los especialistas

 

Para muchas mujeres es una opción más segura que una relación sexual de una sola noche con un desconocido.

 

 

Además, los empleados que prestan el servicio suelen querer usar condón y son conscientes de las enfermedades de transmisión sexual.

 

 

Con quienes quieren encontrarse antes de salir el acompañante a diferencia de los hombres que contratan prostitutas las mujeres los eligen desde la intimidad, con quienes quieren encontrarse antes de salir en busca de un acompañante.

 

¿Te animas a pagar por sexo?

 

 

 

 

 

 

Imágenes: rolloid, El confidencial.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *