¿Puede un cambio de look hacer mella en tu estado de ánimo?

 

 

¿Cómo puede afectar un cambio de look a tu estado de ánimo?

 

 

El estilo que llevamos por fuera puede conseguir que cambiemos de estado anímico y es una realidad. Muchas personas no dan importancia a su exterior, pero otras sí y puede ser una buena herramienta para conseguir levantar el estado en el que nos encontramos.

 

 

Por eso a la pregunta: ¿puede un cambio de look físico cambiar la manera en la que nos sentimos? La respuesta rotunda es sí. Y si quieres que eso te suceda no te pierdas estos consejos.

 

 

Un corte de pelo y un cambio de color

 

Nuestra melena, sea larga o corta puede ser nuestro sello de identidad, toda una seña de lo que verdaderamente nos gusta y nos representa. Por eso un cambio de look en condiciones que se note y nos haga venirnos arriba pasa siempre -o casi siempre- por el cabello.

 

 

Te recomendamos que hagas algo extremo, pero con cabeza. No pases de la melena XXL al pixie porque podría ser un poco exagerado. Pero, ¿por qué no hacerlo poco a poco? Un buen corte de pelo, o unas extensiones si no lo tienes muy largo… y un tinte temporal.

 

 

O unas mechas. O unas tizas de colores. ¿Quién dijo que no era posible cambiar por dentro… si cambias por fuera? No hay nada más que jugar.

 

Algo temporal: ¡uñas de fantasía! 

 

Una de las mejores maneras de conseguir venirte arriba con un cambio simple -y además, fácilmente reversible- es hacerte unas uñas de fantasía. Puedes encargarte de ello tú misma en casa con ayuda de un esmalte muy colorido y un top de purpurina.

 

 

Además, si quieres decorarlas con puntitos por ejemplo puedes hacerlo con otro pintauñas y un palillo que se utiliza para los dientes. Solamente te hace falta tiempo y mañana.

 

Un maquillaje más profundo o la ausencia de maquillaje

 

Ambas cosas pueden ser el toque que te falta para subir tu ánimo y tu autoestima. ¿Por qué no probarlas?

 

 

 

 

 

Imágenes: unicable.tv.

 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *