La congelación de óvulos: la mejor opción para poder decidir cuándo ser madre

 

 

Todo lo que necesitabas saber sobre la congelación de óvulos #tumomentodesermadre

 

 

Ser madre es un deseo que comparten muchas mujeres. Sin embargo, el hecho de tener que cuidar a un niño implica un cambio radical en la rutina. Por eso, muchas mujeres deciden postergarlo hasta encontrar el momento ideal donde dispongan de los recursos necesarios para criarlo.

 

 

Y ya no solo es eso, los tiempos han cambiado y cada vez está más de moda posponer este momento ya bien sea porque a nivel laboral implica un obstáculo o simplemente por las ganas de viajar o disfrutar el máximo tiempo de la vida solos o con amigos.

 

 

En España, una de cada 6 parejas tiene problemas de infertilidad, y esta cifra está en un constante aumento. Uno de los principales motivos a los que se debe este aumento, es la edad de la mujer a la hora de concebir.

 

 

 

 

 

Gracias a los diferentes avances tecnológicos, hoy en día podemos disponer de un amplio abanico de soluciones si nos encontramos ante este problema.

 

 

Sin lugar a dudas, la congelación de óvulos es una de las técnicas de reproducción asistida que nos pueden asegurar el camino hacia la fertilidad. Esta innovación permite a las mujeres poder decidir cuándo ser madres, ya que implica la extracción y congelación de los óvulos en edad fértil de la persona interesada para su posterior uso.

 

 

Es una manera efectiva de minimizar problemas a corto plazo, evitando que aparezcan problemas en un futuro lejano. De esta forma, lograrán hacer su sueño realidad: ser madres cuando estén preparadas. Una maravillosa opción si por las razones que sean, no es el momento idóneo para ser madre y se desea posponer la decisión a largo plazo. 

 

 

La ventaja principal que caracteriza a la preservación de óvulos sobre otras alternativas es que permite mantener una buena calidad ovárica. Este procedimiento terapéutico se inicia en el momento en que la mujer no tiene ningún tipo de problema de fertilidad.

 

 

Los problemas de fertilidad son variados y muchos de ellos tienen diferentes orígenes. A medida que la edad de la mujer avanza, su sistema reproductivo cambia, teniendo como consecuencia el envejecimiento de los óvulos. Esto puede ocasionar que sea más difícil concebir.

 

 

Aunque la edad de la mujer suele ser el principal motivo para recurrir a la vitrificación, existen otros motivos por los que las mujeres optan por esta opción. Como es por ejemplo, el desarrollo de posibles enfermedades como la endometriosis u otras enfermedades genéticas que empeoren la calidad ovárica.

 

 

Por eso, es importante recordar que la vitrificación de óvulos debe realizarse antes de cumplir los 35 años, o en su defecto, antes de pasar por un tratamiento médico que empeoré nuestra calidad reproductiva. A partir de esa edad, según las opiniones de los expertos, concebir un hijo se convierte en una tarea mucho más difícil.

 

 

De esta forma mujeres que estén bien informadas podrán donar sus óvulos en una edad totalmente fértil, retrasando la maternidad y logrando reducir los problemas de infertilidad que se puedan desarrollar anticipadamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: seo-niches-sytqceujgzdkp.rehberon. 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *