Las alergias más populares durante la primavera y cómo combatirlas

 

 

Las alergia en primavera y cómo hacerles frente

 

 

Ya estamos en plena primavera y han llegado las temidas alergias, que en España sufren más de 14 millones de personas. Aunque el confinamiento ha ayudado a disminuir la exposición a los alérgenos, cuando se levante la cuarentena social, la situación podría cambiar.

 

 

Estas reacciones del sistema inmunitario se manifiestan de diferentes maneras, todas muy molestas: urticaria, estornudos, picor nasal….

 

 

Por ello, desde Bionike, la cosmética “sin” más acreditada del mundo, te explicamos en 7 puntos cuáles son las alergias más populares durante la primavera y cómo combatirlas.

 

 

El contacto con los alérgenos suspendidos en el aire produce reacciones que afectan a las mucosas, desencadenando incómodos síntomas como la tos, los picores en la garganta o los estornudos. Estas molestias son muy frecuentes y, en algunos casos, constituyen el primer indicador de que la alergia primaveral ya está aquí.

 

 

Durante la primavera, la mayoría de las personas que sufren alergias tienen la piel más reactiva y más sensible y este es el origen del picor corporal. Para los alérgicos será mejor no pasear con partes del cuerpo descubiertas (especialmente los brazos y las piernas) por zonas donde haya gramíneas o al tumbarse sobre el césped.

 

 

 

 

Para evitar el prurito es recomendable vigilar el sudor e hidratar la dermis con cosméticos para pieles sensibles y reactivas, sin alérgenos, sin conservantes, sin perfume, sin gluten y testados para el níquel.

 

 

Al volver a casa después de finalizar la jornada los expertos recomiendan una ducha para eliminar el polen recogido durante el día y cambiarse de ropa.

 

 

Muy útil: salir a la calle con gafas de sol será la mejor defensa contra la alergia, ya que constituyen el primer aliado para defendernos de la polinización y prevenir las enfermedades oftalmológicas.

 

 

Durante la primavera, será mejor no tender la ropa al aire libre, sinosecar la ropa en el interior para evitar que ésta se llene del polen que se encuentra suspendido en el aire.

 

 

Y un último consejo de puro sentido común: evitar las actividades que muevan el polen como, por ejemplo, cortar el césped.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: radiohc.cu, masquesalud.es.

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *