Devuelve la juventud a tus manos, muy castigada por las medidas de higiene en la pandemia

 

 

Cuidados en casa y tratamientos en clínica para esta zona

 

 

La manzana, cuando se deshidrata, se arruga. Con este sencillo símil explica el doctor Martín Anaya lo que le ocurre a nuestras manos en torno a los cuarenta años, cuando el descenso de la producción orgánica de colágeno se ve reducido a la mitad. A los cuarenta, por lo tanto, retenemos la mitad de agua en nuestra piel que a los veinte.

 

 

 

La deshidratación, junto a la pérdida de volumen de los tejidos deja ver las venas y los tendones, además de producir arrugas en una piel, ya de por sí, explica el cirujano plástico, muy fina y expuesta a todos los agentes externos posibles. El trabajo manual, la manipulación de sustancias y productos, además de la exposición al sol, añaden marcas y, sobre todo, manchas.

 

 

 

Como resultado final, se observa una mano envejecida que, en muchas ocasiones, no guarda concordancia estética alguna con el rostro. Se ha tratado, explica Martín Anaya, el rostro con diversos tratamientos y se percibe en él el cuidado diario de hidratación, mientras que las manos ofrecen un aspecto abandonado.

 

 

 

En este sentido, advierte que ni los usuarios de la cosmética, ni los pacientes de estética le prestan la atención que necesita a esta parte del cuerpo.

 

 

 

 

 

Las manos son, de alguna manera, nuestra carta de presentación y si queremos transmitir una buena imagen en estos tiempos en los que la presencia cuenta mucho socialmente, tenemos que darles la importancia que merecen.

 

 

 

Aunque en estas circunstancias de pandemia pueda parecer algo irrelevante, es importante cuidarlas, ya que la sistemática exposición a geles desinfectantes y el continuo y minucioso lavado están produciendo descamaciones, alergias y deshidratación continuada.

 

 

 

El agua caliente, que se presume más eficaz contra el virus, favorece, asimismo, la sequedad y la irritación. También, importante, el talco que lleva la goma de los guantes puede producir algunos síntomas dermatológicos.

 

 

 

Muy necesario estos días, secarlas bien, muy bien. La humedad es uno de los factores más negativos para las manos. Contra las grietas y la tirantez, la glicerina es una buena solución porque retiene más agua.

 

 

 

En casa secar e hidratar, y para cuando todo esto pase y podamos acudir a los centros de estética, desde Clínica del Doctor Moisés Martín Anaya recomiendan los siguientes tratamientos:

 

 

Injerto Graso

 

Esta es para el cirujano estético la solución más completa, porque las células madres del injerto graso ( extraído de otra zona del cuerpo del paciente) no sólo mejoran el aspecto exterior, sino que regeneran los tejidos.

 

 

Rápido y eficaz, en apenas media hora, la grasa prende enseguida y el resultado se prolonga durante un año en general, aunque, como siempre, cada caso es personalizado.

 

Peeling de Tricoloroacético

 

Consiste en la aplicación de un producto tiempo-dependiente, lo que significa para el paciente que a partir del medio minuto de su aplicación es necesario neutralizarlo con un líquido de base alcalina para evitar que le pique al paciente. La zona se enrojece durante unas horas, pero al día siguiente está en perfectas condiciones y con un tono homogeneizado.

 

 Ácido Hialurónico

 

El ácido hialurónico resulta muy eficaz en las manos porque su función es precisamente la de hidratar. Una sesión de mesoterapia con pequeñas microinyecciones en el dorso de la mano disimula las arrugas y aporta un aspecto rejuvenecido.

 

 

La reposición del producto es más corta que con la grasa. A los seis meses puede hacerse necesaria otra visita a la clínica.

Tratamientos con Láser

 

Existen diferentes tipos de láser, pero la base de acción es la aplicación de corrientes de luz en la zona. Según el estado de las manos, se precisará de un distinto número de sesiones. En los días posteriores, se debe proteger el área tratada con cremas de protección solar de factor muy alto.

 

 

Todos estos tratamientos, finaliza el doctor, no tienen contraindicaciones importantes ni dan lugar a reacciones alérgicas de relevancia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: mundo.com, archzine.com, genial.guru, dailymakeover.com.

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *