Cómo vivir tu boda como algo natural

 

 

Tu boda como algo natural

 

 

Una boda es uno de los momentos más bonitos y especiales que puede vivir una pareja dentro de su relación. Al fin y al cabo, es un día único en el que se juntan las personas queridas, donde todos están felices y donde se celebra el amor y el compromiso de dos personas que dan el paso del matrimonio.

 

 

Está claro que durante el proceso se pueden experimentar nervios, preocupaciones, situaciones de estrés o de incertidumbre o indecisión, pero eso no tiene por qué frenar el momento tan bonito que está por venir. Por eso, en este caso hablamos de cómo vivir tu boda como algo natural y no como algo que vaya a amargarte durante meses.

 

 

Decimos esto porque muchos novios viven los preparativos como un horror, como algo que les desestabiliza y les hace sentir inseguros.

 

 

Hay que pararse a pensar: no pasa nada, miles de personas se casan cada día en el mundo y todo pasa, todo llega. Es decir, vivir la boda como lo que es, -algo normal- ayudará a que de verdad ambos disfrutéis del proceso.

 

 

 

 

 

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que la boda es una cosa de dos: tuya y de tu pareja. Es fenomenal que os ayuden los amigos, la familia, que todo el mundo dé ideas, pero lo verdaderamente relevante y lo que ‘va a misa’ es lo que los dos decidáis.

 

 

No hay que perder los nervios ni estar sufriendo, si hay algo que en los preparativos te hace sentir mal -una lista interminable de invitados, un vestido que no te convence, una música que no te representa, un menú demasiado caro…-, simplemente no lo hagas.

 

 

Háblalo con tu pareja y juntos decidid lo que os vaya a hacer sentir bien de verdad. Es un día para disfrutar.

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, miahwedding.perniaspopupshop.ru.

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *