Por qué es buena idea llevar sujetador también en casa

 

 

Las claves para usar sujetador en casa

 

 

Durante mucho tiempo, la creencia popular incitaba a pensaba que llegar a casa y quitarse el sujetador eran sinónimos. Pero nada más lejos de la realidad.

 

 

La innovación y el expertise de firmas como Playtex hacen que exista una solución para cada mujer que desee seguir llevando el sujetador en casa, para sentirse cómoda, segura y guapa.

 

 

Ahora que pasamos tanto tiempo sin salir, es interesante pararse a pensar qué sujetador debemos elegir para nuestras actividades en casa.

 

 

Pero la solución es sencilla: “No tiene por qué ser diferente del sujetador que usamos cuando salimos y también depende mucho de la vida que vayamos a hacer en casa”, apunta Mireia Díez, Senior Brand Manager de Playtex. Y hay muchas opciones para según qué ocasión.

 

 

En momentos relajados

 

Si estás en casa con poca actividad, y estás aprovechando para leer libros y revistas que tenías atrasadas, y por supuesto para no perderte ni un capítulo de las nuevas series de Netflix con mantita en el sofá, un sujetador sin aros puede ser suficiente.

 

Para una videoconferencia

 

Si en tu caso el confinamiento está siendo sinónimo de teletrabajo y videoconferencias, es importante que te sientas guapa y elegante en esos momentos, para tener mayor seguridad. Cuestión de actitud. ¿Por qué no llevar un modelo de encaje?

 

 

Y si la videollamada la haces desde el sofá o un asiento poco ergonómico, recuerda que es importante mantener una buena postura.

 

Atención al deporte

 

Si eres de las que está siguiendo las recomendaciones de no abandonar el ejercicio físico durante el confinamiento, es importante que en ese momento cambies a un sujetador deportivo, ya sea para yoga, baile o cualquier tipo de entrenamiento.

 

 

Esto es muy importante porque el rebote del pecho al hacer ejercicio puede oscilar entre los 4 y los 14 centímetros con un sujetador normal, y los ligamentos de Cooper (la única sujeción de la zona) pueden dañarse si el pecho no está bien sujeto.

 

 

Y qué hacemos para dormir

 

A la hora de ir a la cama, es perfectamente posible hacerlo con sujetador. “De hecho, muchas mujeres lo hacen porque les aporta comodidad y les hace sentirse bien con su imagen”, apunta Mireia Díez.

 

 

Además, muchos expertos en medicina estética recomiendan su uso durante las horas de sueño, porque se previene el envejecimiento prematuro de la zona y evitamos que la piel soporte todo el peso del pecho, de forma continua, a lo largo del tiempo.

 

Por qué importa la talla adecuada

 

Tan importante como llevar sujetador, está el hecho de hacerlo con la talla adecuada, también cuando estamos en casa, por supuesto.

 

 

No hacerlo puede ocasionar dolores de espalda, marcas innecesarias y sobre todo la incomodidad de una prenda que llevamos más de doce horas al día, incluso 24 en el caso de algunas mujeres”, apunta Mireia Díez. 

 

 

La talla de sujetador se compone de contorno y copa. Los tirantes y la construcción de la espalda son fundamentales en los casos de más pecho, para garantizar una sujeción, dado que existe también peso, y esos elementos son los responsables de sostenerlo. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: asos.com, elcorteingles.es.

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *