Cómo convertirte en la mejor versión de ti misma

 

Convertirte en la mejor versión de ti misma

 

 

Ser una misma no siempre es fácil. En entorno aprieta, las circunstancias a veces no son las mejores, la autoestima queda minada por las relaciones fallidas, ocurren decepciones, nosotras mismas hacemos mal las cosas…

 

 

Pero bueno, esto son cosas de la vida. Es un aprendizaje largo y duro que puede dejarnos en el fango o conseguir sacar una versión bonita y reluciente de nuestra personalidad.

 

 

Ponte a ti como prioridad

 

Para ser buena persona y querer a los demás, primeros has de quererte a ti misma. Al fin y al cabo tú eres la persona con la que vas a pasar el resto de tu vida, pase lo que pase y ocurra lo que ocurra.

 

 

Quererte, mimarte y ser feliz con tu presencia sin nadie más es prioritario para que brilles por dentro y por fuera. Esto te hará capaz de querer a otros y de cuidarlos.

 

Haz cosas que te llenen y te gusten

 

A veces el problema que tenemos es que no hay nada en nuestro día a día que hagamos por y para nosotros mismos.

 

 

Date algún tipo de capricho emocional, haz algo que te llene: deporte, lectura, un baño de sales para ti… La soledad y los pequeños momentos de paz

 

Aprende a darte premios

 

Puede ser una ducha algo más larga, un momento para ti donde cuidas tu cuerpo, tu pelo, tu aspecto. Puede ser una cena rica sin remordimientos, una tarde entera de lectura. No te castigues: la mejor versión de ti misma pasa también.

 

No te castigues pero aprende la lección de tus errores

 

Esto quiere decir que si tienes humildad para reconocer las cosas que haces mal, conseguirás que tu propia luz interior brille y seas mejor. Y nunca te olvides de tratar a los demás como te gustaría que te trataran a ti.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: guddi.com, 91594photography.tahmino.com.

 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *