¿Es educado no invitar a parejas a una boda?

 

¿Debes invitar o no a las parejas a una boda?

 

 

La lista de invitados es una de las cosas que más quebraderos de cabeza hacen pasar a las parejas antes de mandar las invitaciones de una boda.

 

Al fin y al cabo, o se acota mucho o la lista crece y crece sin parar. ¿Amigos de la infancia? ¿Amigos íntimos? ¿También conocidos? ¿Amigos de los padres? ¿Y los compañeros de trabajo?

 

Muchas veces el gran problema es saber dónde cortar exactamente. Hoy ponemos el foco en las parejas de los amigos o de los invitados en primer término.

 

Muchos novios deciden invitar solamente al +1 de sus invitados si les conocen o también son amigos o de la familia. La pregunta es: ¿es educado dejar fuera a las parejas de los invitados?

 

La verdad es que aunque a algunas personas les siente mal, la boda es de los novios y son ellos los que ponen el filtro en los invitados.

 

 

Es lógico no invitar a según qué parejas… 

 

La verdad es que es un trago para ellos, pero al fin y al cabo, si tienen muchos amigos o conocidos a quienes quieren invitar y todos ellos van a venir acompañados, de pronto la lista se multiplica y eso muchos novios no pueden afrontarlo económicamente.

 

Por eso, si los novios invitan únicamente a las parejas que conocen es algo que hay que entender aunque se juzgue. Al fin y al cabo, una pareja que lleve unos meses junta o una pareja que no conozca absolutamente de nada a los novios quizá no pinte mucho en el enlace en cuestión.

 

No es tan lógico… 

 

Si tenemos en cuenta que mucha gente solamente tiene relación con el novio o la novia e irá completamente solo a la boda.

 

En ese caso, hay que priorizar que lo importante es que los pocos invitados que vayan estén a gusto y tengan alguien con quien hablar y sentarse.

 

 

 

Imágenes: Pinterest, graceloveslace.com.au.

 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *