Fobias sexuales más comunes: ¿las conoces?

 

Las fobias sexuales más comunes

 

Las fobias son trastornos psicológicos que se caracterizan por un miedo exagerado e irracional ante objetos, animales o situaciones concretas. Aunque no se trate de amenazas reales.

 

En cuanto las fobias sexuales nos enfrentamos ante un miedo irracional a tener contacto o experiencia erótica de cualquier índole.

 

Aclaraciones de las fobias sexuales según los expertos

 

 

Hay que aclarar algo importante, la existencia de una fobia no está relacionada con la falta de apetito sexual o el deseo. En este caso al no poder practicar el sexo por miedo, se crea una mayor frustración al no poder satisfacer nuestros deseos primarios.

 

 

Según los expertos el origen de las fobias sexuales es variado. Lo principal es la falta de educación e información sexual. Además de experiencias desagradables, fantasías personales, malos comentarios recibidos sobre el sexo ya sea de parejas o de padres.

 

 

También, los expertos señalan que muchas veces cuando la persona se dirige a la consulta existen causas orgánicas que originan una disfunción física.

 

 

Fobias sexuales más comunes

 

Vaginismo

 

Es un miedo a la penetración que da lugar a contracción de los músculos de la vagina, sudoración. Muchas veces se extiende el miedo hasta utilizar tampón o incluso ir al ginecólogo.

 

Falofobia

 

Algunas mujeres les da pánico, miedo y temor ver o tocar el miembro masculino.

 

Agrafobia

 

Temor a ser víctima de abuso sexual.Generalmente lo padecen las personas que estuvieron expuestas a abusos.

 

Dispaurenia

 

Es una de las más frecuentes en las mujeres convertidas en fobia que es el miedo y el dolor a la penetración.

 

Colpofobia

 

En este caso es el miedo a los genitales femeninos.

Venustrafobia

 

Algunos hombres tienen esta fobia a hablar con mujeres atractivas está vinculado más con el temor a la relación social, que al contacto físico.

 

 

Cómo tratar las fobias sexuales

 

Se pueden solucionar para tener una sexualidad placentera, pero cuanto más tiempo se demora en tratarlas, más difícil es eliminarlas.

 

Según los expertos en las fobias sexuales siempre existe un pensamiento recurrente que bloquea y hace que la persona sea incapaz de llevar a cabo la relación. Por este motivo baja el deseo sexual, aunque no lo elimina, sí se ve afectado.

 

Los expertos coinciden que la educación es un tema principal

Es muy importante la instrucción desde el colegio, la familia y la sociedad en general, que nos haga ver el sexo como algo bueno y no todo lo contrario.

 

Por lo tanto, la educación sexual debe ser correcta desde la infancia sin ser considerado como algo tabú. A lo largo de nuestra vida el concepto de sexualidad se ve condicionado por distintos factores.

 

Si ese concepto lo traemos mal aprendido de la infancia, o también por haber sufrido algún trauma o encuentro desagradable, seguramente en la edad adulta tengamos alguna fobia sexual desencadenada en esos días.

Importante

 

Todo tiene solución. Existen muchas técnicas para trabajar con profesionales y terapias que ofrecen el apoyo y las herramientas necesarias para tratar la sexualidad en cualquier ámbito.

 

Solamente si tienes dudas o no encuentras el camino para tu bienestar sexual, consulta a un experto en el tema. El podrá ayudarte a vivir tu sexualidad a pleno.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: La silla rota, La opinión, huffingtonpost.es.

 

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *