Cuidado con los reproches a tu pareja antes de la boda

 

El peligro de los reproches antes de casarte

 

Preparar con tu pareja vuestro enlace matrimonial es algo muy bonito y especial, pero también puede ser estresante en según qué situaciones.

 

Se pasan nervios, la gente hace comentarios inapropiados, suele ser un gasto importante de dinero, puede haber fricciones en la pareja a la hora de escoger según qué cosas…

 

Pero nunca hay que perder la perspectiva: se trata de unirse y dar forma a un día bonito que difícilmente olvidaréis ninguno de los dos. Por eso hay que tener cuidado con hacer reproches a la pareja antes de la boda.

 

 

Reproches sobre gustos

 

Puede ser que cuando organices la boda te des cuenta de lo diferentes que sois tu pareja y tú en cuestiones de gustos. Al fin y al cabo, nunca os habéis puesto a elegir tantas cosas y tan variadas.

 

Bien, pues no es el momento para echarle en cara lo que según tú es algo horrible, porque tiene el mismo derecho a elegir ya que también es su boda.

 

Reproches sobre colaboración

 

Si consideras que tu pareja no colabora en los preparativos y eso es un campo de batalla entre los dos, hay que sentarse a hablarlo y no tirar pullas sin sentido que hará que os sintáis todavía peor.

 

Si crees que él o ella no está ayudando para nada a que todo vaya bien, debes decírselo, porque de otro modo, no habrá manera de avanzar.

 

La pareja debe trabajar junta, como un equipo a la hora de organizar la boda, ya que es el momento de los dos. No hay que reprochar, sino comunicar.

 

Reproches sobre decisiones

 

La decisión del lugar de la boda, del restaurante, de la ceremonia… Si hay algo que se ha elegido o cerrado, no es momento de echarlo en cara. Hay que actuar en el momento en cuestión o no decirlo más.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, casper.stylemod.co.

 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *