Dormitorio: iluminación, determinante para conciliar el sueño

 

La iluminación del dormitorio: los mejores consejos

 

Crear un ambiente acogedor para nuestro dormitorio es necesario para conciliar el sueño.

 

Es importante tener en cuenta tres factores indispensables como: el confort, la firmeza y la temperatura óptima, y una correcta iluminación.

 

No sólo por cuestiones de estética sino porque la luz de nuestro dormitorio es determinante a la hora de dormir. Al dormir producimos una hormona que es la melatonina, que nos ayuda en los ciclos naturales del sueño.

 

Regula nuestro reloj biológico y se ve directamente afectada por la luz. Provoca sueño por la noche cuando no hay luz, y nos hace despertar cuando hay más luminosidad.

 

Iluminar nuestro dormitorio para dormir mejor

 

Es importante contar con una iluminación artificial apropiada, lo más similar posible a la luz solar que cambia a lo largo del día. Tenemos que tener en cuenta tres tipos de iluminación que vamos a utilizar: Iluminación general, de ambiente y especial.

 

 

Iluminación general

 

Es lo que vamos a emplear en toda la habitación y lo más habitual son las lámparas de suspensión. Otra opción son los plafones y los focos empotrables.

 

De ambiente

 

Esta es la luz que se emplea de manera directa y la función más habitual es la de la lectura. Suele utilizarse la mesa de noche para colocar las lámparas de sobremesa, o apliques de pared.

Especial

 

Es cuando necesitamos destacar o iluminar un área de manera concreta. Muy utilizada si tenemos un tocador,o queremos poner énfasis en un elemento decorativo cuadros o esculturas, o para iluminar el armario.

 

 

Consejos para iluminar el dormitorio y dormir mejor

 

  • En la noche es ideal recurrir a una luz más tenue y cálida, por eso en el dormitorio es ideal colocar este tipo de bombillas.

 

  • Otra opción son las bombillas LED que permiten regular la potencia, pudiendo adaptar su intensidad según la actividad que estés realizando.

 

  • Las que cambian de color que permiten ajustar la temperatura de la luz, ideales para las personas que practican otras actividades en el dormitorio.

 

  • Puedes configurarlas según los horarios, para que den un tipo de luz o otra.

 

  • Evita el móvil, la tablet, la tele, las pantallas en general porque son mala compañía en el dormitorio.

 

  • La luz azul que emiten reduce la serotonina y afecta nuestros y ritmo circadiano, afectando el ciclo del sueño.

 

 

Recuerda utilizar el despertador de toda la vida y dejar los aparatos electrónicos fuera del dormitorio. Verás como tu sueño es mucho más reparador.

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, Coblonal, efectoLED, nuevo-estilo.micasarevista.com.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *