¿Qué es la cara de runner?

 

 

Las características de la cara runner

 

Correr ayuda a mantener la forma física y trae beneficios para el organismo, en dosis moderadas incluso mejora la piel. Sin embargo, la pérdida de grasa de todo el cuerpo al realizar este deporte, en combinación con otros componentes medioambientales como la contaminación y el sol, traen consigo consecuencias para el rostro.

 

Germaine de Capuccini Goya, uno de los mejores centros de belleza del barrio de Salamanca, nos explica las características de la cara de runner.

 

 

Deshidratación

 

Alrealizar deportes de alta intensidad, se produce un aumento en la sudoración, por lo que perdemos agua. Si la actividad, además, se realiza en exterior, hay que sumar el viento, el frío, el sol y el calor, que deshidratan la piel, favoreciendo la aparición de signos de envejecimiento.

 

Mayor flacidez facial

 

Al correr se consume una gran cantidad de oxígeno, lo que aumenta la oxidación del organismo. Ocasionando una disminución en la producción de colágeno y elastina, dando un aspecto flácido a la piel del rostro.

 

Mejillas vacías

 

La perdida de grasa que resulta de correr, no solo actúa sobre el cuerpo, sino también en el rostro, más concretamente en la zona del Bichat. Esto provoca que las mejillas se hundan y el rostro tenga un aspecto más delgado, pero también más demacrado.

 

Epidermis fina

 

Con la perdida de grasa, la piel también adelgaza volviéndose más fina. Cuando el grosor de la epidermis disminuye, el rostro tiene una apariencia avejentada.

 

Arrugas más marcadas

 

Correr acelera la oxidación, lo que favorece el envejecimiento y con ello la aparición y acentuación de arrugas más marcadas. Esto sumado a los factores medioambientales y la contaminación dan como resultado una cara delgada y marcada que aparenta mucha más edad.

 

Manchas

 

Hacer deporte al aire libre, obliga a una mayor exposición solar. A pesar del uso de protección solar, el sudor reduce su eficacia y las hiperpigmentaciones o manchas, pueden aparecer en el rostro.

 

 

 

 

 

Imágenes: creativemarket.com,redonline.co.uk.

 

 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *