La Vie est Belle Inténsement; la felicidad aquí y ahora

 

 

¿Por qué esperar para ser feliz?

 

 

La vida es bella… aquí y ahora ¿Por qué esperar para ser feliz? Hoy, aquí, ahora, cada momento de nuestras vidas rebosa felicidad esperando ser disfrutada.

 

Para Lancôme, ser feliz está por encima de cualquier estado de ánimo. Una sensación de urgencia. Una obsesión: la felicidad nunca debería esperar. Inspirada por esta visión, la Maison desvela un nuevo capítulo para su icónica fragancia: La Vie est Belle Intensément.

 

Esta creación apasionada captura el fuego que arde y brilla en quienes viven siguiendo este mantra esencial: mi felicidad está aquí y ahora. La Vie est Belle Intensément, reafirma la felicidad alegría luminosa y contagiosa.

 

Declarada y reafirmada, como una ambición, como una manera de vivir la vida al máximo sin renunciar a nada. Emociones y sensaciones, ¡siempre que sean fuertes! Sintiendo una urgente necesidad de vivir el momento presente, la mujer que encarna esta nueva fragancia resplandece con una no como una señal de suerte sino procedente de una opción deseada, su felicidad se extiende como un terremoto.

 

Emite vibraciones positivas a su alrededor e inspira a los demás a elegir una vida vivida al máximo. Intensamente.

 

 

Una estela foral y ardiente

 

La Vie est Belle Intensément La Vie Est Belle La Vie est Belle Intensément transmite una energía excepcional en la esencia del perfume original. Una brisa de pasión. Un poder sensual con una estela cautivadora.

 

En el corazón de esta nueva composición, el iris, la emblemática for de La Vie Est Belle , se funde con las sensuales notas de vaina de vainilla para crear un dúo generoso y distinguido. Un aura con textura que hace resonar la icónica estela de Lancôme con una intensidad única.

 

Fiel a su característica pasión por vivir, comienza con un eufórico estallido de bergamota, pimienta rosa y armoniosa frambuesa, y después despliega cada faceta de su bouquet foral, sensual y aterciopelado. Acentuada y ensalzada con el dúo de iris y vainilla, rebosa una irresistible fuerza de atracción, hora tras hora.

 

 

La felicidad tiene un color

 

Por primera vez, el icónico frasco de revela La Vie Est Belle una fragancia con un intenso color. Sin compromisos. Un rosa alegre y radical que recuerda a un corazón que late al ritmo de emociones intensas, con una libertad que jamás podrá detenerse.

 

Un color lleno de calidez y energía que obtiene su fuerza de la profundidad de la emblemática sonrisa de cristal y se extiende hasta los extremos de las alas que adornan el cuello del frasco transformándolas en ardientes llamas.

 

El frasco de Vie est Belle Intensément, un auténtico objeto de pasión, materializa esa tensión entre impaciencia y felicidad, y representa la irresistible tentación de ser feliz aquí y ahora, sin esperar un segundo más.

 

 

Una visión fascinante de la felicidad

 

Con su irresistible sonrisa, la musa de La Vie est Belle, Julia Roberts, representa un punto de infexión en la historia del icónico perfume de Lancôme. Con un vestido de tul, cuyo color fucsia intenso recuerda a las alas del frasco, rebosa puro glamour.

 

Su actitud libre, alegre y espontánea refeja el estado de ánimo que inspira La Vie est BelleIntensément: la decisión de poseer la felicidad en cada momento. Para esta campaña de alegría contagiosa, la Maison captura un momento robado siguiendo los pasos de una mujer que decide vivir su vida al máximo. Intensamente.

 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *