Medicamentos: ¿El calor puede afectarlos?

 

¿Puede el calor afectar a los medicamentos?

 

El almacenamiento de medicamentos a altas temperaturas reduce su potencia y vida útil. Por lo general, la mayoría de los productos farmacéuticos se preparan de manera que permanezcan estables a temperatura ambiente.

 

La temperatura ambiente recomendada es de: 68-77 grados Fahrenheit. Sin embargo, durante el verano, la temperatura ambiente a veces está muy por encima de eso, lo que puede ser desastroso para los medicamentos de venta libre o recetados.

 

 

Tomar los medicamentos si no están en óptimas condiciones, puede provocar problemas añadidos a los pacientes que siguen algún tipo de tratamiento. Sobre todo, en verano es importante extremar las precauciones para mantener los fármacos en buen estado.

 

 

Consejos para almacenar tus medicamentos

 

 

  • Leer siempre el prospecto del medicamento, así nos va a indicar todas las condiciones en la que debe conservarse el mismo.

 

  • No colocarlos en un área de luz solar (especialmente no en el alféizar de una ventana).

 

  • Evitar almacenarlos en un área de alta humedad. Por ejemplo, evite guardarlos en un baño con ducha o bañera, o en un armario de cocina cerca del lavavajillas.

 

  • Si es posible, almacenar los medicamentos en el área más fresca de la casa.

 

  • Es importante revisarlos antes de tomarlos. Si están pegados en el envase, si tienen algún cambio en su forma o forma, o si el recubrimiento parece diferente o «líquido», la integridad del medicamento puede verse comprometida.

 

  • Nunca colocarlos dentro de automóviles, llévalos contigo si sales del automóvil, aunque sea por un tiempo corto.

 

  • Al viajar debes mantenerlos en el interior climatizado del automóvil, en lugar de en el maletero caliente.

 

  • Si vives en un clima particularmente cálido y no tienes aire acondicionado, puedes considerar guardar sus medicamentos en el refrigerador, pero consulte a un farmacéutico para asegurarse de que sea seguro.

 

  • Sin embargo, hay algunos medicamentos, especialmente ciertos medicamentos líquidos, que no se recomienda almacenar en el refrigerador porque pueden volverse demasiado viscosos, separarse o ‘acumularse’ «.

 

  • Siempre consulta con tu médico o farmacéutico sobre la forma más práctica de almacenar tu medicamento específico.

 

 

Medicamentos más sensibles

 

Los supositorios, cremas y óvulos, son muy sensibles a las altas temperaturas. Es muy fácil darse cuenta si el mantenimiento ha sido bueno, de no ser así, el aspecto es totalmente diferente.
Ante cualquier duda respecto al estado del fármaco, consulta con tu médico antes de ingerirlo.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Ahora noticias, Lopez Correa.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *