El libro que explica la filosofía a través del humor gráfico

 

 

Pienso, luego dibujo 

 

 

El nuevo y divertidísimo libro de los autores de «Platón y un ornitorrinco entran en un bar». Vuelven Thomas Cathcart y Daniel Klein para ayudarnos a comprender la filosofía a través de dibujos, y los dibujos a través de la filosofía.

 

 

Cubriendo temas tan diversos como la religión, el género, el conocimiento, la moralidad y el significado de la vida (o la falta de ella), Pienso, luego dibujo nos brinda una completa introducción a todos los debates importantes de la filosofía a través de la historia y de la actualidad.

 

 

Y lo explican con una selección de algunos de los ilustradores más inteligentes de la actualidad, minimizando aquellos temas más pesados mientras se burlan de todo y se parten de risa. ¡Nunca aprender filosofía fue tan divertido! Un auténtico curso intensivo de filosofía en clave de humor para comprender de una vez por todas las grandes cuestiones de la filosofía.

 

 

 

Thomas Cathcart / Daniel Klein

 

Los autores son amigos desde hace cincuenta años. Ambos estudiaron filosofía en la Universidad de Harvard en los años 60, cuando los licenciados en filosofía casi se contaban con los dedos de una mano.

 

 

Thomas Cathcart, de 67 años, se crió en una familia religiosa en Needham, cerca de Boston. Después de licenciarse, hizo estudios de posgrado en teología en la Universidad de Chicago. Ha trabajado en el mundo de la salud, tanto mental como física, y ha sido gerente del Mercy Hospital de Portland, Maine.

 

 

 

También dirigió un hospicio para enfermos de sida, «el mejor trabajo que he tenido en mi vida», dice. «Me encantaba.» Daniel Klein, de 68, es de una familia orientada a las ciencias. Su padre era químico y participó en el Proyecto Manhattan (que culminó en la bomba atómica).

 

 

Aunque asegura que procede de generaciones de ateos devotos, le interesa mucho el pensamiento religioso. Al terminar sus estudios universitarios trabajó como guionista de programas cómicos de televisión y concursos, para los que escribía chistes. También inventó toda clase de situaciones para un programa de objetivo indiscreto.

 

 

Dice que ha escrito unos treinta libros, entre los que hay una serie de misterio en la que el detective es Elvis Presley, y que se inventó un juego de mesa que se llama «Terapia de grupo».

 

 

Juntos han escrito, a cuatro manos: Platón y un ornitorrinco entran en un bar, Aristóteles y un armadillo van a la capital y Heidegger y un hipopótamo van al cielo. Tom es también autor de The Trolley Problem or Would You Throw the Fat Guy Off the Bridge?, una desternillante reflexión filosófica sobre un peliagudo dilema ético.

 

 

 

 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *