Lactancia materna: ¿Cómo alimentarse durante ese período?

 

 

Consejos de alimentación durante el periodo de lactancia materna

 

 

En el período de la lactancia materna es de fundamental importancia prestar atención a la alimentación. Recordemos que el bebé recibe el alimento a través de la mamá, por lo tanto, la lactancia debería mantenerse hasta los 6 meses como mínimo recomienda la propia OMS.

 

 

No se necesita una dieta especial, pero sí comer de manera equilibrada desde el punto de vista de nutricional. La madre utiliza para producir la leche materna mucha energia diaria, se necesitan 800 calorías diarias para producir un litro de leche. Debido a ello durante la lactancia la madre pierde un promedio de 1 a 2 kilos al mes de forma lenta y gradual.

 

 

Por lo tanto, la mujer en ese período necesita un mayor aporte de vitaminas y proteínas.

 

 

¿Qué nutrientes necesita la mujer durante la lactancia materna?

 

  • Es fundamental incorporar 5 porciones entre frutas y verduras frescas a diario.
  • Agregar carbohidratos, preferentemente integrales como: arroz, pasta, cereales, tostadas, panes.
  • Además, incorporar en la dieta avena y el consumo de granos y semillas, para aumentar la fibra.
  • Los ideales son nueces, mijo, frutos secos, semillas de hinojo, jengibre, canela, te van ayudar a aumentar la producción de leche materna y tienen gran contenido de antioxidantes.
  • Carnes, pescados y huevos, junto con los lácteos facilitan las proteínas suficientes ya que en la lactancia necesitas 2 gramos diarios por kilogramo de peso.
  • Hidratarse correctamente, fundamental tomar 2 litros de agua diarios.

 

Puede ser al dar el pecho que tenga más de lo habitual, por lo tanto, es algo automático y no necesitas forzarte a beber agua si no te apetece.

 

 

Con respecto a la cafeína, es recomendable que límites su consumo durante la lactancia. En la mayoría de los países se recomienda no tomar más de 200 a 300 mg de cafeína al día.

 

Consejos para alimentarse bien

 

  • Debes organizarte si no tienes tiempo para cocinar, ya que si es tu primer hijo puedes sentirte agobiada por las obligaciones y vas a sentir que no tienes tiempo ni para comer.
  • Es importante permanecer calmada, no necesitas comer cada día a la misma hora y picotear algo saludable es más sano que hacer tres comidas al día.
  • Cuando la misma cantidad, pero repartido durante el día, es mejor para la tensión, el azúcar y el colesterol.
  • Puedes seguir tomando tus vitaminas si algún profesional de la salud te ha recomendado suplementos prenatales.
  • Recuerda que los suplementos vitamínicos no sustituyen una dieta equilibrada y saludable, pero brindan una protección adicional.

 

Calcio, vitamina D, vitamina B12 y hierro son los más recomendados por los especialistas. Debes consultarle para ver si necesitas algún complemento en tu dieta.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Somos mamás, CharHadas, baby.easynaildesigns.org.

 

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *