Tras la infertilidad puede encontrarse una enfermedad de transmisión sexual

 

La infertilidad y la relación con las enfermedades de transimisión sexual

 

 

Uno de los problemas asociados al contagio de la clamidia, la gonorrea, la sífilis o el herpes vaginal, entre otros, es la infertilidad. Algunas de este tipo de enfermedades pueden ser asintomáticas, lo que evita la eficacia asociada a la curación del tratamiento precoz.

 

 

No todas las enfermedades de transmisión sexual producen infertilidad, aunque la relación entre una y otras si ha quedado demostrada en el caso de la gonorrea, el micoplasma y la clamidia.

 

 

Hablamos de diferentes microorganismos y cuando no son detectadas a tiempo, pueden ocasionar importantes repercusiones sobre la salud de la mujer, que abarcan desde la transformación neoplásica en determinados casos de VPH hasta la infertilidad por la afectación del tracto genital superior.

 

 

Esta afectación del tracto genital superior puede pasar desapercibida o provocar distintos síntomas, como por ejemplo dolores pélvicos.

 

 

En el caso del varón, contagiarse de estas enfermedades puede generar una disminución en la calidad y cantidad de los espermatozoides. Sin embargo, en el caso masculino las soluciones suelen ser más sencillas.

 

 

 

 

Causa de muerte fetal

 

En cuanto a la incidencia de las ITS en el embarazo y el desarrollo fetal es complicado generalizar porque hay muchos gérmenes y muchas posibilidades de afectación o no de los fetos. Las complicaciones, no obstante, pueden oscilar desde problemas leves a la muerte fetal.

 

 

La chlamydia se ha asociado con bajo peso al nacer o rotura prematura de membranas, pero si se detecta se puede tratar. La sífilis puede afectar a multitud de órganos fetales, pero también se puede tratar antes del embarazo.

 

 

El VIH o las hepatitis se pueden transmitir al feto y causarle importantes complicaciones; sin embargo, con el tratamiento adecuado la transmisión del VIH es muy poco probable; la hepatitis B tiene vacuna y la C se puede tratar antes de gestar.

 

 

 

 

La información, vital para la prevención

 

Según la Organización Mundial de la Salud, cada día un millón de personas se contagia en el mundo de una de estas enfermedades y va más allá: en el mismo periodo de tiempo, denuncia la OMS, aparecen 450 millones de nuevos casos de enfermedades de transmisión sexual.

 

 

En España las cifras son también significativas, con un incremento anual del 26% desde 2013.

 

 

Estas estadísticas y, en especial su incremento en adolescentes, se atribuyen al inicio precoz de las relaciones, al número elevado de parejas sexuales o la falta de utilización de métodos anticonceptivos de barrera.

 

 

 

  

César Lizán es director médico de Clínicas Eva

 

 

 

 

 

Imágenes: retenews24.it, muyinteresante.es.

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *