Alimentos imprescindibles para el invierno: ¿cuáles son?

 

 

Los alimentos que son imprescindibles para el invierno

 

 

En invierno necesitamos alimentos para potenciar el sistema inmunológico combatir gripes y resfriados. Pero además necesitamos mantener el calor corporal, para ello abrigarse y alimentarse correctamente es fundamental.

 

 

Desde el punto de vista nutricional lo mejor es comer lo que tenemos cerca, y lo que nos ofrece la tierra en cada momento en nuestro propio entorno y en cada estación.

 

 

Alimentos imprescindibles para invierno

 

 

Las frutas y verduras son muy poco calóricas, aportan vitaminas y minerales que refuerzan el sistema inmunitario. Debemos conocer las más adecuadas para cada estación.

 

 

Verduras para el invierno

 

Son ricas en agua fibra, vitaminas y minerales, pobres en grasas.

 

Espinacas, puerros, coles de Bruselas, cebollas, ajo, aceptan bien todas las técnicas de cocción: hervidas, al vapor, guisadas, rebozadas, al horno, y combinan con casi todos los alimentos.

 

Frutas

 

Naranjas, mandarinas, pomelos, manzanas, peras y fresas.

 

La naranja es muy importante consumir en esta época por su alto nivel de vitamina C y antioxidantes requeridos por varias células del sistema inmune. También el potasio presente en ellas, ayuda a proteger tu piel junto con los aminoácidos.

Frutos secos

 

Son energéticos y nutritivos, carecen de grasas, aportan gran dosis de hidratos de carbono y son ideales para los deportistas y los niños.

 

Son alimentos de alto contenido calórico, por lo tanto, producen calor. Contienen vitaminas del complejo B, teniendo una importante función en nuestro metabolismo, reduciendo la sensación de frío.

 

Arroz, pastas y patatas

 

Son carbohidratos muy importantes para invierno aportan energía y calor.

 

Se pueden preparar en sopas y guisados ideales para combatir el frío.

 

 

Legumbres

 

Lentejas, alubias y garbanzos, debemos agregarlos en la dieta por lo menos 3 veces a la semana.

 

Contienen vitaminas, son una excelente fuente de proteínas, son bajas en grasas y aportan vitaminas, minerales y nutrientes esenciales para el organismo.

 

Podemos tomar en potajes y platos calientes, mezclarlas con ensaladas es una buena opción.

 

Infusiones y bebidas calientes

 

Cuando hace frío son reconfortantes y nos hidratan.

 

Los caldos y las sopas nos aportan minerales y vitaminas, las infusiones se pueden tomar como aperitivo, desayuno o luego del almuerzo.

 

 

Endulzadas con edulcorantes sin calorías nos ayudan a mantener la línea. Muchas de ellas nos aportan antioxidantes y minerales.

 

 

El té verde es muy rico en polifenoles, tiene un suave efecto antibiótico, y para potenciarlo le puedes agregar unas gotas de aceite esencial de limón o naranja y reforzar el sistema inmune.

 

 

Alimentarse de manera correcta y equilibrada, e hidratarse es una buena manera de mantener la salud.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Eroski, La opinión, Vix.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *