Colesterol en niños: ¿Cómo tratarlo?

 

 

Consejos sobre como tratar el colesterol en los más pequeños

 

 

El tratamiento para el colesterol alto en los niños implica cambios en el estilo de vida.

 

 

Con los mismos pueden beneficiar a toda la familia: perder peso, comer alimentos saludables y hacer más ejercicio. En primer lugar, debes evitar darle alimentos procesados que contienen grandes cantidades de grasas saturadas, grasas trans y azúcares.

 

 

El niño tiene que ser más activo durante el día y minimizar la cantidad de tiempo que pasa frente a computadoras, tabletas, televisores y teléfonos. Es importante reducir el colesterol alto en los niños porque la afección puede conducir a arterias estrechas y endurecidas. Ello puede  aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca más adelante en la vida.

 

 

Tratamientos para el colesterol alto en los niños

 

 

La mejor manera de tratar el colesterol en los niños es con un programa de dieta y ejercicio que involucre a toda la familia.

 

 

Si los cambios en la dieta y el ejercicio no tienen el efecto deseado, se pueden considerar medicamentos para niños mayores de ocho años.

 

Estudios recientes en niños con colesterol muy alto han respaldado el uso seguro de medicamentos en la clase de estatinas.

 

Los niveles de colesterol de un niño deben volver a analizarse después de tres meses de cambios en la dieta y / o medicamentos.

 

 

¿Cómo ayudar al niño a bajar el colesterol?

 

 

Los pediatras recomiendan que los niños de dos años en adelante sigan una dieta equilibrada.

 

 

Es importante el niño pueda seguir los siguientes hábitos alimenticios saludables.

 

 

 

 

  • Comer alimentos bajos en grasas
  • Practicar ejercicio diario como andar en bicicleta, correr, caminar o nadar.
  • Le ayuda a aumentar los niveles de HDL (colesterol bueno) y reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • Mantener un peso saludable
  • Utilizar aceite de oliva o canola
  • Incluir frutas, cereales, avena y yogur para el desayuno.
  • Para refrigerios agregar frutas, verduras y cereales, y evitar refrescos, bebidas azucaradas, dulces, caramelos, chocolates.

 

Cuando haga entre 3 y 6 meses que tu hijo haya introducido cambios en su estilo de vida y dieta, lo más probable es que el médico le vuelva a mandar otro análisis de colesterol en sangre.

 

 

Es importante que la vida sana se convierta en un esfuerzo de toda la familia. Las medidas que tomes para mejorar el estilo de vida de tu familia tendrán un efecto positivo en la salud de todos.

 

 

Recuerda que los efectos no son solo para ahora, sino también de cara al futuro.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Merries, mujermamá.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *