La cena más fácil y romántica para celebrar San Valentín en casa

 

 

Deliciosa receta de pizza especial para San Valentín

 

 

Se acerca la fecha más romántica del año y, aunque para muchas personas no es un día especial, siempre es de agradecer un detalle hacía alguien que queremos, ya sea nuestra pareja, amigos o familia. Por ello, hoy, os traemos desde Levanova una receta de lo más sencilla, pero que sorprenderá a quien quieras y hará la noche de San Valentín más especial. 

 

 

La idea que proponemos para llevar al plato de tu cena de San Valentín es, nada más y nada menos que, ¡una pizza en forma de corazón! Sí, una pizza, pero más peculiar que las que estamos acostumbrados a comer. 

 

 

 

 

Esta delicia de origen italiano conocida a nivel internacional ofrece infinitas posibilidades. Una de sus principales ventajas es que puedes hacerla como más te guste, con los ingredientes que más te apetezcan ese día o que sepas que son los preferidos de la persona a la que quieres sorprender.  

 

 

¿Alguna vez te has animado a hacer su masa en casa? Si no lo has hecho nunca, ésta es la oportunidad perfecta y, si ya lo has hecho, sabes que es la mejor opción, pues, lleva muy pocos ingredientes y su elaboración es muy sencilla. Además, si quieres puedes preparar más masa o congelar la mitad, ¡así la tendrás hecha para otro día! 

 

 

Te enseñamos cómo hacer este plato tan recurrente. Además, la receta para elaborar la masa siempre es la misma, asique, salvo por la forma, te servirá para muchas ocasiones. ¡Atentos!

 

 

Ingredientes para la masa

 

  • 300 gr de harina de fuerza 
  • 10 gr de levadura Levanova
  • 1 cucharadita de sal
  • Dos cucharaditas de aceite de oliva
  • 200 ml agua 

Para el aderezo

 

Aunque puedes ponerle lo que más te apetezca y hacerla al gusto de la persona con la que la vayas a disfrutar, te traemos una opción que suele encantar a aquellos que la prueban. 

 

Lo básico

 

  • Salsa de tomate
  • Queso rallado mozzarella
  • Orégano

 

El complemento (la propuesta de Levanova)

 

  • Pesto 
  • Queso mozzarella en rodajas
  • Tomates cherrys 
  • Hojas de albahaca
  • Aceitunas negras

 

 

Elaboración

 

 

Paso 1

 

Echamos en un bol grande la harina y desmenuzamos sobre ella la levadura fresca con los dedos. A continuación, incorporamos la sal, las dos cucharitas de aceite y, lentamente, a la vez que vamos mezclando con nuestras manos, el agua tibia.

 

 

Antes de echarla, para asegurar que está en la temperatura perfecta, lo ideal es calentarla unos pocos segundos antes en el microondas o en un cazo y comprobarlo metiendo el dedo. Entonces, no debemos sentir ni frío ni calor. 

 

 

Paso 2

 

Mezclamos bien en el mismo recipiente, con nuestras propias manos, hasta lograr que todos los ingredientes estén unidos en una bola de masa.

 

 

A partir de ese momento, pasamos a amasar sobre una superficie lisa y previamente enharinada, como la encimera de nuestra propia cocina, hasta que todo se integre a la perfección y consigamos una masa homogénea y fácil de manejar. 

 

Paso 3

 

Cuando observemos que nuestra masa tiene la textura adecuada, será el momento de dejarla reposar.  Para ello, le daremos forma de pelota, la meteremos en el mismo bol, la taparemos con un trapo de cocina y la dejaremos reposar durante un tiempo aproximado de una hora, hasta que la masa haya doblado su tamaño. 

 

 

Paso 4

 

Una vez haya transcurrido el tiempo de reposo, sacamos nuestra masa del bol y empezamos a trabajarla de nuevo. Primero la boleamos un par de minutos sobre la encimera de nuevo enharinada.

 

 

Después, poco a poco, vamos aplastando la bola con nuestras propias manos contra la encimera, intentando extenderla sin que se rompa y manteniendo una forma circular. En este paso podemos jugar con la masa entre nuestras manos intentando estirarla e ir haciéndola más fina.

 

 

Seguidamente, pasamos a hacer lo mismo con la ayuda de un rodillo, procurando que su grosor sea lo más fino posible. 

 

 

Entonces, será el momento de darle forma de corazón con ayuda de un cuchillo o un cortador. Nuestro consejo es que marques ligeramente las líneas a seguir de la forma antes de cortar, para evitar que luego no nos guste cómo nos ha quedado.  

 

Paso 5

 

Cuando nuestra masa esté preparada, antes de añadirle los ingredientes, debemos colocarla sobre la bandeja del horno con un papel vegetal, para evitar tener que cambiarla de lugar después, que será mucho más complicado. 

 

 

Es entonces cuando encendemos el horno a 220ºC para que vaya precalentándose y, mientras, añadimos los ingredientes. En primer lugar, extendemos por toda la base la salsa de tomate con ayuda de una cuchara, hasta cubrir toda la superficie.

 

 

Seguidamente, espolvoreamos el queso rallado y añadimos un poco de orégano, intentando distribuirlo bien. A continuación, incorporamos el resto de ingredientes, distribuyéndolos también por toda la superficie.

 

 

Primero las rodajas del queso mozzarella, después el pesto, con ayuda de una cucharita pequeña y, seguidamente, los tomates cherrys y las aceitunas cortadas. 

 

 

Finalmente, introducimos nuestra pizza en el horno, y la dejamos alrededor de 15-20 minutos. Una vez la saquemos del horno estará lista para disfrutar.

 

 

 

 

Imágenes: unbuenaidea.es, amomikitchenaid.com, foodnessgracious.com.  

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *