Ventajas de la copa menstrual

 

 

Las ventajas de la copa mentrual

 

 

La copa menstrual comenzó a producirse a nivel industrial en los años 30, con grandes altibajos de uso a lo largo de las décadas.

 

 

Se han vuelto más populares en los últimos años gracias a nuevos materiales que les fueron incorporando, haciéndolas más cómodas e hipoalergénicas.

 

 

Es una buena alternativa que genera una conciencia ecológica cuando no quieres generar residuos.

 

 

¿Cómo se usa la copa menstrual?

 

 

Actualmente se trata de una copa elaborada con silicona que tiene forma de embudo.

 

 

Se coloca en la vagina y permite una máxima adaptabilidad y comodidad en el cuerpo femenino. Se puede lavar, por lo tanto, es reutilizable.

 

 

Es un producto ecológico que permite mantener una buena higiene durante la menstruación sin necesidad de usar compresas y tampones cada 4 a 6 horas.

 

 

Se coloca en la vagina de la misma manera que un aro anticonceptivo y se retira al cabo de las horas cuando la copa está llena. Es un producto flexible, se adapta perfectamente a la cavidad vaginal y me produce molestias.

 

 

Ventajas de usar copa menstrual

 

 

Ahorras dinero

Aunque el precio inicial es más caro, ahorras dinero a largo plazo.

 

Se gasta menos que comprendo otros productos como compresas o tampones que necesitas comprarlos todos los meses.

 

 

Higiénicas

A diferencia de los tampones, que absorben mucho la humedad vaginal, en este caso no hay riesgo de desarrollar síndrome de choque tóxico asociada a los campeones por resequedad o alergia.

 

 

No sufres más de paspaduras que causaban las toallitas por el calor o por el roce, ya que la copa se coloca completamente dentro de la vagina.

 

 

Sin olores desagradables

La copa menstrual junta el sangrado en el interior de tu cuerpo por lo que la sangre no entra en contacto con el oxígeno. De esa manera no se oxida y no elimina olor desagradable.

 

 

Se reduce el consumo

Si la cuidas adecuadamente, cada copa puede durar aproximadamente 10 años.

 

 

Comodidad

Dependiendo el flujo de cada mujer se recomienda usarla entre 8 a 12 horas. Puedes utilizarla durante la noche, incluso cuándo se realiza ejercicio de alto rendimiento y flexibilidad.

 

 

Desventajas

 

 

  • El precio de inversión es más alto, pero puede recuperarse en pocos meses.

 

  • El mayor el cuidado en cuanto a la limpieza hay que desinfectarlas cada vez que hayas terminado tu ciclo menstrual.

 

  • Si no estás en casa el proceso puede volverse complicado, porque hay que lavarla con agua y jabón al reutilizarlas.

 

  • Aprobación sanitaria, algunas marcas lo cuentan con registro sanitario en algunos países.

 

 

Es importante verificar la calidad de los materiales de fabricación y efectos secundarios, aunque cuenten con la aprobación sanitaria, para no perjudicar tu salud.

 

 

Es una alternativa innovadora para las mujeres y es un producto femenino y libre de riesgos.

 

 

 

 

 

Imágenes: Marie Claire, Pinterest, Revista Semana.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *