Principales trastornos de sueño en los niños y cómo tratarlos

 

 

Las causas y soluciones para los trastornos de sueño en los niños

 

 

Al igual que los adultos los niños también sufren trastornos del sueño.

 

La cuarta parte de las visitas al pediatra están relacionadas algún tema de este tipo.

 

 

Por lo general se caracteriza por dificultar la conciliación del sueño o generar conductas anormales al momento de dormir.

 

 

Lo importante es conocer cuáles son los principales trastornos del sueño en la infancia, ya que pueden estar afectando al niño.

 

 

Por lo tanto, es importante resolverlo lo antes posible y en caso de duda llevarlo al pediatra.

 

 

Los trastornos del sueño pueden afectar en: alteraciones del humor, dificultad para concentrarse, somnolencia durante el día, cansancio físico y mental, estado general de tensión y ansiedad, todo ello va a afectar en gran manera su vida diaria.

 

 

Principales trastornos de sueño en los niños

 

 

Insomnio

Es uno de los problemas más frecuentes en los niños, pero con el apoyo de los padres y de los profesionales se puede resolver.

 

 

Se asocia a trastornos por ansiedad y si los niños han estado muy excitados antes de ir a la cama. Pueden ser provocados por situaciones de tensión como visión de TV, móviles, etc.

 

 

Terrores nocturnos

El niño mientras está durmiendo se incorpora bruscamente la cama, grita y llora alterado y muy agitado. Es similar a una pesadilla, pero más espectacular.

 

Miedo a la oscuridad

Muchas veces los niños desarrollan miedos y fobias causadas por su propia inseguridad, y otras por qué los adultos se las hemos potenciado sin ser conscientes de ello.

 

En ese caso debes dejarlos una pequeña luz encendida, o la puerta medio entreabierta con alguna la luz extra.

 

 

 

¿Cómo tratar los trastornos del sueño?

 

 

  • Es importante seguir rutinas, el niño debe ir a la cama a la hora estipulada, los padres expondrán con claridad que debe permanecer allí.

 

  • Si el niño llora, hay que dejarle, aunque esas rabietas pueden durar varias horas, al final cesarán.

 

  • Se puede llegar a negociar, dejar una puerta abierta o una luz para que el niño se quedé jugando hasta que le venga el sueño.

 

  • El proceso debe hacerse lentamente sin dejarse impresionar por los dramas que hacen los niños.

 

  • Se debe mostrar calma y aplomo, y los niños llegan a realizar conductas apropiadas.

 

  • Más allá de los 6 meses es aconsejable que el bebé puede ser colocado en una habitación para él.

 

  • En una habitación cercana a la de los padres con el empleo de mecanismos transmisores, para estar al tanto de lo que le ocurre.

 

  • Hay que intentar dejarlo solo, porque si los padres ceden muchas veces, el niño irá descubriendo que los padres son manipulables, y le va a resultar fácil salirse con la suya tarde o temprano.

 

  • Es importante no perder la calma y dar ejemplos con buenos hábitos de sueño.

 

 

Recuerda que ante cualquier duda debes visitar el pediatra, porque la mayoría de los trastornos del sueño son comunes y tienen tratamiento.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: ABCdelBebe, TDAHyTU.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *