Infusiones que puedes tomar durante el embarazo

 

 

Infusiones que podrás tomar durante el embarazo

 

 

Si estás embarazada, ya sabes que debes cuidar muchísimo tu alimentación. Ya que, cualquier cosa que tomas, afecta directamente al desarrollo de tu bebé.

 

 

Una de las sustancias que debes eliminar de tu dieta es la cafeína. Ya que puede resultar realmente peligrosa para ti y tu bebé.

 

 

Por lo tanto, es muy recomendable que elimines de tu dieta de embarazada el café, los refrescos con cafeína y las infusiones con teína. Sin embargo, no debes renunciar a una infusión

durante tu embarazo. Ya que existe una larga lista de infusiones que puedes tomar sin correr ningún riesgo.

 

 

No obstante, es aconsejable que consultes con tu médico antes de tomar nada. Cada embarazo es distinto y lo que le puede ir bien a una mujer, no tiene porqué ser igual con las demás.

 

 

 

Infusiones permitidas en el embarazo

 

 

Estas son las infusiones que en principio, puedes tomar sin ningún riesgo durante tu embarazo.

 

El té de rooibos

 

Se trata de una infusión que no contiene teína, muy suave y con un toque muy dulce. Perfecta si te gusta tomar infusiones con leche. Además, tampoco contiene taninos, que es una sustancia que contienen muchos tipos de tés y puede ser peligroso.

 

 

Esta sustancia es considerada un antinutriente, porque impide que el organismo absorba correctamente el hierro.

 

 

La infusión de manzanilla

 

No solo se trata de una infusión permitida, sino que además, es bastante aconsejable durante tu embarazo. La manzanilla te ayudará a mejorar tus digestiones y podrás descansar mejor.

 

 

 

El té de frambuesa

 

Esta infusión además de estar buenísima, contiene gran cantidad de sustancias beneficiosas para ti durante tu embarazo. Por ejemplo, antioxidantes, vitaminas C, B y E y gran cantidad de minerales como el hierro, el potasio y el fósforo.

 

 

Infusiones si, pero con moderación

 

 

Aunque todas estas infusiones en principio no resultan peligrosas, los especialistas recomiendan no tomar más de tres tazas al día. Recuerda hablar con el médico que siga tu embarazo o con tu matrona. Asegúrate de que todo lo que consumes es apropiado en tu estado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Toñy Torres

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *