Con mis manitas, descubre el Baby-Led Weaning de Clara Farràs

 

 

Extenso recetario, saludable y sencillo, para disfrutar con toda la familia

 

 

El BLW (Baby-Led Weaning) o «alimentación complementaria a demanda» es una manera divertida, natural y respetuosa de incorporar los alimentos sólidos en la dieta de los bebés sin pasar por la fase de purés y papillas, dejando que coman por sí mismos usando sus manos.

 

 

Este libro contiene un montón de recetas sencillas, riquísimas y saludables para toda la familia, lo que hará mucho más fácil la organización de tu día a día ya que no tendrás que preparar comidas diferentes, ahorrándote mucho tiempo.

 

 

Además, encontrarás información y consejos muy útiles que te servirán para iniciarte en el Baby-Led Weaning con confianza y seguridad.

 

 

 

 

CLARA FARRÀS

 

Es ilustradora y diseñadora gráfica y una gran apasionada de la alimentación y la vida saludable. Con el nacimiento de sus hijos creó el blog Happy BLW para compartir sus recetas y su forma de entender la alimentación infantil.

 

 

Involucrada en el consumo responsable y la ecología, también ha creado con su compañero, Santi Méndez, la marca Mimook, basada en productos de uso diario libres de tóxicos, sostenibles y respetuosos con el medioambiente, para generar menos residuos.

Weaning

Los ingleses llaman Weaning a la introducción de alimentos sólidos, así que Baby-Led Weaning se traduciría literalmente como: “El bebé dirige su alimentación” o “El bebé come solo”.

 

 

Aunque weaning en inglés significa “destete”, en este contexto hace referencia a la alimentación sólida. “El BLW es lo que llamamos la alimentación de sólidos de forma complementaria dirigida y autorregulada por el bebé que abarca el periodo entre los seis y los veinticuatro meses de edad. 

 

 

 

 

 

Complementaria porque desde los seis meses su alimentación principal es la lactancia materna; la alimentación a través de sólidos es sobre todo un aprendizaje para el bebé y un complemento.

 

 

Dirigida y autorregulada por el bebé porque es él quien marca qué y cómo comer y en qué cantidad.

 

 

Al ir tomando gradualmente más comida sólida, irá disminuyendo progresivamente la lactancia materna, y esto puede durar años. Al empezar la alimentación complementaria de esta forma, el proceso se hace mucho menos estresante, más natural y respetuoso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Instagram.com.

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *