Consejos para lucir una piel radiante en San Valentín

 

 

Luce una piel sana, bonita, jugosa

 

 

Se acerca San Valentín y Dermalogica se ha propuesto que luzcas una piel sana, bonita, jugosa y con ese plus de luminosidad que tanto te favorece.

 

 

La firma cosmética te ofrece cuatro sencillos pasos que no te costará demasiado introducir en tu rutina de belleza diaria y que te hará lucir un cutis resplandeciente en cuestión de unos días:  

 

 

 

 

 

Una buena limpieza

 

La higiene facial adecuada es el pilar de la belleza. Una piel limpia es capaz de asimilar mejor cualquier principio activo que apliques sobre ella y, por tanto, conseguirá sacar mucho más partido a los tratamientos.

 

 

Además, eliminamos las impurezas que se van depositando en nuestro cutis debido al polvo, la polución, el exceso de grasa… dejando los poros limpios y huyendo, por ejemplo, de los antiestéticos puntos negros y de los poros abiertos. 

 

 

No te olvides de la exfoliación

 

Es fundamental realizar una exfoliación que retire las células muertas de nuestra piel al menos una vez a la semana. 

 

 

Su formulación permite introducirlos en la rutina de limpieza facial a diario para tener bajo control cualquier resto de suciedad que pueda estar haciendo barrera y taponando los poros.  

 

 

Hidratación + protección por el día y nutrición por la noche  

 

La piel tiene unas necesidades específicas cada temporada del año, pero también en cada momento del día.

 

 

Por la mañana, después de la limpieza, es conveniente aplicar una crema hidratante acorde a las características del cutis tratado y un factor de protección que lo mantenga a salvo de las agresiones externas (sol, cambios bruscos de temperatura, polución…).

 

 

Por la noche es cuando nuestras células se regeneran y nuestra piel se repara, por lo que en este momento hay que recurrir a un cosmético nutritivo y reconstituyente que potencie el ciclo reparador. 

 

 

Cuida el contorno de tus ojos 

 

La zona del contorno de los ojos es la más sensible de nuestro rostro y la que más acusa el paso del tiempo. Utilizar productos que la mantengan bien hidratada y que prevengan la aparición de las arrugas y trate las que ya se han instalado es básico para presumir de mirada bonita y expresiva.

 

 

¡Muy importante! Utiliza productos ligeros, sin perfume, que no irriten tus ojos, pues si te lloran o te escuecen, además de malestar, puedes conseguir justo el efecto contrario, pues gesticulas más de la cuenta, te frotas y repites gestos que pueden fomentar las arrugas. 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: hola.com, plus.google.com. 

 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *