La importancia de leer cuentos a los niños

 

 

Leer cuentos a los niños, gran importancia

 

 

Leer cuentos a los niños es de suma importancia, ya que desarrollan habilidades de lenguaje, capacidad de escuchar y prestar atención.

 

 

También fomenta el desarrollo creativo y permite a los niños que puedan expresar emociones y sentimientos al poder identificarse con los personajes de la historia.

 

 

Es un excelente recurso para inculcar el amor por la lectura en los primeros años y que lo puedan mantener al ser adultos.

 

 

Beneficios de leer cuentos a los niños

 

 

Compartir

 

Es un buen momento para pasar con el niño, transmitirle el interés por leer, divertirse juntos y aprender cosas nuevas que tú le puedas enseñar a través del libro.

 

 

Muchos cuentos suelen tener incluidas enseñanzas qué le ayudarán al niño a formarse como persona. Además, aprender a identificar valores tales como la amistad, la generosidad y la amabilidad. De esa manera podrá mejorar su comportamiento y las relaciones con otros niños.

 

 

Vocabulario

 

El niño aprende más palabras, su vocabulario se va a enriquecer y va a ser más amplio. Posteriormente va a leer mucho antes, algo que le va a ayudar a tener un mejor desempeño escolar.

 

 

Ortografía

 

Los niños pueden mirar como se escriben las distintas palabras a lo largo de las páginas. Luego cuando el niño tiene una alguna falta de ortografía escribiendo, puede recurrir a los cuentos para tener un referente y poder escribirla correctamente.

 

Estimular la imaginación

 

Le da la oportunidad de empezar de cero, inventar los escenarios a partir de lo que escucha y lo que lee. Inventar nuevos personajes o modificarlos, e incluso agregar un final alternativo más a su gusto.

 

Es un buen ejercicio para estimular la imaginación y fomentar su creatividad.

 

Desarrollar la atención y la memoria

 

Si la historia le atrae, intenta focalizar su atención en lo que escucha ,lo que lee y lo que ve, y querrá contarte él la historia a ti.

 

 

Por lo tanto, la lectura continuada de un día tras otro hará que el niño intente recordar todos los detalles y el final, ayudando de esa manera a desarrollar su memoria.

 

 

Es un hábito muy bueno que ayuda a relacionarnos con los niños, ganarnos su confianza, poder generar un diálogo y que nos cuenten situaciones cotidianas estén viviendo.

 

 

De esa manera podremos ayudarlos, apoyarlos y responder todas sus dudas. Es muy enriquecedor para ambos.

 

 

 

 

 

Imágenes: Bekia, Con mis hijos.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *