El nuevo libro de Ricardo Menéndez Salmón: No entres dócilmente en esa noche quieta

 

 

Un documento de contenida emoción y ardiente honestidad

 

 

¿Qué tienen en común una pintura china de hace 1.300 años, la poesía de Dylan Thomas, las investigaciones etnográficas de Lévi-Strauss, un célebre apunte de los diarios de Kafka y una escena de El fuego fatuo, la obra maestra de Louis Malle?

 

 

La respuesta se encuentra en la habitación donde un hombre agoniza mientras su hijo, el escritor Ricardo Menéndez Salmón, busca en el último paisaje que su padre ha contemplado una revelación que quizá no exista.

 

 

No entres dócilmente en esa noche quieta es una ofrenda, una elegía y una expiación. Es también el intento por reconstruir una existencia que camina hacia la madurez, la de quien escribe, a través de una existencia que se agota sin remedio, la de quien le entregó la vida.

 

 

 

 

Como Philip Roth en Patrimonio, Amos Oz en Una historia de amor y oscuridad y Peter Handke en Desgracia impeorable, Ricardo Menéndez Salmón se zambulle en las aguas de la historia familiar para explicarse a sí mismo a través de las luces y sombras de su padre.

 

 

El resultado es un texto que recorre las estancias del heroísmo y la miseria, la bondad y el desdén, el gozo y la enfermedad, y que nos entrega un documento de contenida emoción y ardiente honestidad. 

 

 

Ricardo Menéndez Salmón Nacido en Gijón, en 1971, es autor de un singular libro de viajes, Asturias para Vera (2010: Premio Llanes), ha publicado los libros de relatos Los caballos azules(2005: Premios Juan Rulfo y de la Crítica de Asturias) y Gritar (2007 y 2012), y las novelas La filosofía en invierno (1999 y 2007), Panóptico (2001), Los arrebatados (2003), La noche feroz (2006; Seix Barral, 2011: Premio Casino de Mieres), la denominada Trilogía del mal —que incluye La ofensa (Seix Barral, 2007: Premios Qwerty de Barcelona Televisión y Sintagma XXI), Derrumbe (Seix Barral, 2008: Premio de la Crítica de Asturias) y El corrector (Seix Barral, 2009: Premio de la Crítica de la Feria del Libro de Bilbao)—, La luz es más antigua que el amor (Seix Barral, 2010: Premio Cálamo «Otra mirada»), Medusa (Seix Barral, 2012: Premios Quim Masó y Serra d’Or a su adaptación teatral por la compañía La Virgueria), Niños en el tiempo (Seix Barral, 2014: Premio Las Américas), El Sistema (Seix Barral, 2016: Premio Biblioteca Breve), Homo Lubitz (Seix Barral, 2018) y No entres dócilmente en esa noche quieta (Seix Barral, 2020).

 

 

Su obra ha sido traducida al alemán, catalán, francés, holandés, italiano, portugués y turco.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Instagram.com. 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *