Frutas y verduras de temporada: ¿Cuál comer?

 

Te contamos las frutas y verduras que podrás encontrar según la temporada

 

 

Una dieta equilibrada debería incluir cinco raciones diarias de frutas o verduras. Consumir las que pertenecen a cada temporada tiene varios beneficios, entre ellos se destacan las ventajas ecológicas y beneficios nutricionales, además de económicos.

 

 

De temporada significa que esos alimentos son cosechados en el mismo periodo del año en el que los estamos comiendo.

 

Muy pocas veces se habla de cuáles son los beneficios que obtenemos al hacerlo.

 

 

Beneficios de consumir frutas y verduras de temporada

 

 

  • Las frutas y verduras que se recoge en su punto de maduración, es más sabrosa que la qué se recoge verde y es transportada para madurar artificialmente en los contenedores.

 

  • Beneficia a la economía fomentando los pequeños negocios y manteniendo puesto de trabajo del propio pueblo o ciudad.

 

  • Al comprar lo que está de temporada hay productos en abundancia y cuesta menos su cultivo, cosecha y distribución.

 

  • La naturaleza es sabia nos ofrece las vitaminas que necesitamos en cada estación.

 

¿Cómo saber cuáles son las frutas y verduras de temporada?

 

Debemos prestar atención a la variación de precios, ocupa muy caros es porque no pertenecen a esta estación.

 

Las que no son de temporada lucen menos apetecibles, sin embargo, las que si están, las encontramos en abundancia y a veces están en oferta.

 

 

Frutas y verduras de invierno

 

La naturaleza nos presenta gran variedad de frutas y verduras muy poco calóricas que aportan gran cantidad vitaminas y minerales para reforzar el sistema inmunitario.

 

Nos ayudan a afrontar gripes y resfriados propios del invierno.

 

 

 

 

Verduras: espinacas, puerros, coles de Brusela, cebollas, ajos, nabos, acelgas, alimentos ricos en fibras, vitaminas y minerales.

 

La mayoría de estas verduras de invierno aceptan bien las técnicas de cocción hervidas, al vapor, guisadas, o al horno.

 

 

 

 

 

Frutas: naranjas, peras, mandarinas, pomelos, fresas, manzanas.

 

Las frutas de invierno contienen minerales, mejoran la digestión y fortalecen los huesos.

 

Son ricas en vitamina C, fibras y azúcares, muy necesarios para afrontar el invierno.

 

 

Importante

 

Recomiendan los expertos en nutrición elegir frutas y verduras de estación para aprovechar al máximo sus nutrientes.

 

 

La variedad es fundamental, y lo ideal es que en un plato tenga entre dos o tres colores.

 

Son alimentos frescos y naturales, esenciales para una alimentación saludable y equilibrada.

 

 

Hidratan el cuerpo, aportan fibra y previenen ciertos tipos de enfermedades.

 

 

Para aumentar el consumo de frutas es aconsejable incorporarlas en desayuno, merienda, o como postre todos los días.

 

 

 

 

 

Imágenes: Objetivo bienestar, Hola, noticiassin.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *