Segundo embarazo: ¿Cuáles son sus diferencias con el primero?

 

¿Qué diferencia el segundo embarazo con el primero?

 

 

En el segundo embarazo la madre suele estar menos tensa desde el punto de vista emocional, además se siente más preparada e informada que la primera vez.

 

 

Esto ayuda a tener mayor seguridad ya que ha vivido el proceso y está dispuesta a volver a pasar por el mismo, aunque con algunas mejoras.

 

 

Aunque cada embarazo es único y no se puede generalizar, lo normal es que sucedan cambios y acontecimientos que difieran notablemente de la primera experiencia.

 

 

Diferencias del segundo embarazo con el primero

 

La barriga se nota antes

 

Por lo general en un primer embarazo hay que esperar al segundo trimestre para que se den cuenta de nuestro estado, pero en el segundo aparece mucho antes.

 

 

Esto ocurre porque los músculos del abdomen están más relajados y se adaptan más rápidamente a los cambios. Se empieza a notar más desde el tercer mes.

 

 

El bebé es más grande

 

Según un estudio realizado en la Universidad de Cornell, Estados Unidos, el aumento de peso en las mujeres es menor en el segundo embarazo, pero el bebé viene más grande y es común que tenga un mayor peso al nacer.

 

Más fácil

 

Es un embarazo que se disfruta más, aunque los miedos siempre están ahí. Es más fácil relajarse y dejarse llevar por sensaciones que ya son familiares.

 

Es un embarazo que se hace más corto, cuando ya tienes un hijo todo parece marchar a otra velocidad.

 

Contracciones

 

Sobre reconocer las contracciones, es uno de los grandes miedos que se siente durante el primer embarazo.

 

 

Muchas veces cuesta darse cuenta y aprender a diferenciar cuando son reales, o son otro tipo de molestias, generalmente falsa alarma.

 

El parto suele ser más rápido

 

Las posibilidades de tener un parto más fácil y corto que la primera vez son mayores.

 

 

Generalmente el segundo parto es más corto porque el canal de parto es más espacioso, ofrece menos resistencia a la dilatación y la musculatura uterina está más laxa. Eso facilita la fase de dilatación activa y la expulsión, para que sean más rápidas.

 

Importante

 

Comienza a cuidar tu salud antes de quedar embarazada, eso permitirá que tu organismo se adapte mejor a los cambios y podrás afrontar la maternidad con más fuerza y mejor disposición.

 

 

La planificación es fundamental, analizando con calma la situación para tomar las decisiones adecuadas en todo momento.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: inatal,enfabebe.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *