El restaurante más romántico de Madrid: Bodega de los Secretos

 

 

Una noche íntima y apasionada

 

 

Se acerca el día más romántico del año, para sorprender a los seres amados, hay que buscar el plan perfecto. Un oasis subterráneo en el centro de Madrid, un espacio en el que desconectar del frenesí de la gran ciudad y alejarse del mundanal ruido, y todo ello acompañado por una gastronomía de primera ¿suena bien?

 

 

 

 

En Bodega de los Secretos se puede disfrutar de una noche íntima y apasionada en un ambiente sin igual: unas cuevas con hornacinas y pechinas ornamentadas del S. XVII. Tenemos plan ganador.

 

 

 

 

 

 

El restaurante Bodega de los Secretos está situado en la bodega más antigua del centro de Madrid. En los últimos años fue restaurada minuciosamente hasta convertirla en lo que es hoy: un restaurante con un ambiente característico para pasar en él comidas y veladas de ensueño, un auténtico oasis en la capital.

 

 

 

Sus cúpulas y hornacinas de piedra dan un toque de misterio al restaurante, a la vez que alguna de ellas conforma afables reservados (para los amantes más tímidos), en los que las parejas hallarán la tranquilidad tan difícil de encontrar, a veces, en la gran ciudad.

 

 

 

 

Los inicios de la infraestructura de Bodega de los Secretos se remontan al s. XVII, cuando se construyó la primera galería que ofrecía las condiciones idóneas para poder madurar y conservar vino en la zona.

 

 

 

Años más tarde, los monjes de la orden de San Felipe Neri ampliaron esta bodega dotándola de galerías con forma de claustro, repletas de cúpulas, hornacinas…que se conservan a día de hoy.

 

 

 

En la actualidad, Bodega de los Secretos es un acogedor restaurante, su iluminación tenue cobija a las parejas, en sus cupulas y hornacinas los susurros de palabras de amor y los roces no se harán esperar. 

 

 

 

 

 

 

Además, cuenta con una carta basada en la gastronomía mediterránea de vanguardia, empleando siempre ingredientes de la más alta calidad. Entre sus entrantes destacan: el Dúo de tartar de atún Japonés y Mexicano o el Trío de MiniSteakTartar con matices de trufa, anchoa y wasabii. Perfectos afrodisíacos para compartir en pareja.

 

 

El Risotto cremoso de boletus y espárragos trigueros o los Raviolis de setas o de calabaza con su salsa secreta constituyen otra de sus exquisitas sugerencias para el paladar. Irresistibles, ¿verdad?

 

 

 

Y, como colofón… ¡los riquísimos postres! Una cuidada selección que incluye delicatesen como el Coulant templado de chocolate y frío de mango o la Copa de yogurt cremoso con puré de frutos rojos, entre otros. El final más sensual para una noche de lo más romántica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: culturacolectiva.com, 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *