Falta de lubricación femenina: ¿Por qué ocurre?

 

¿Tienes falta de lubricación? ¡Esto te interesa!

 

La falta de lubricación en la mujer se conoce como sequedad vaginal y problema mucho más común de lo que crees.

 

Puede afectar a cualquier edad, sin embargo, después de la menopausia es cuando se vuelve más común.

 

Lubricación natural: es producida por las glándulas en el cuello del útero que mantiene la vagina flexible y húmeda.

 

 

Además, en la flora vaginal habitan una serie de microorganismos que la protegen y la mantienen saludable.

 

Cuando esa flora o hidratación se ve alterada, se produce sequedad vaginal. El flujo disminuye, provocando falta de lubricación de los tejidos de la vagina.

 

 

Causas más comunes de la falta de lubricación vaginal

 

 

Cambios hormonales

 

Es una de las causas más comunes de la falta de lubricación, una disminución. En los niveles de estrógeno durante la menopausia, después del parto o durante la lactancia puede producirla.

 

Pero también ocurre durante o antes de la menstruación, porque también se producen cambios hormonales.

 

Estrés y depresión

 

Factores psicológicos y emocionales como ansiedad, estrés y depresión, pueden interferir con el deseo sexual y llevar a una falta de lubricación.

 

Si una mujer está estresada o ansiosa el flujo de sangre es eficiente y tendrá sequedad vaginal.

 

Medicamentos

 

Algunos medicamentos recomendados para alergias y para el resfriado que contengan antihistamínicos, así como también medicamentos para el asma, pueden tener un efecto de secado en el interior del cuerpo y causar una menor lubricación.

 

Excitación sexual

 

En algunos casos la falta de lubricación puede ser causada por una libido baja, problemas sexuales o emocionales en la pareja.

 

La falta de excitación puede requerir un tiempo de estimulación mayor antes de la penetración, o puede deberse por falta de deseo sexual hacia el otro.

 

Infecciones vaginales

 

Los microorganismos como la Candida albicans, pueden producir sensibilidad, irritación, inflamación y reducción de la lubricación vaginal. Si sientes esos síntomas debes consultar ginecólogo para iniciar un tratamiento.

 

Productos químicos irritantes

 

Abusar de jabones o productos de higiene, puede alterar el estado natural de la vagina.

 

 

Aliviar la falta de lubricación

 

 

  • La sequedad se suele tratar con geles hidratantes que no contienen perfumes ni colorantes.

 

  • Se pueden utilizar geles lubricantes durante las relaciones sexuales de base acuosa, para ayudar a la hidratación, y que sea compatible con los preservativos.

 

  • Si los síntomas son muy intensos, debes tratar con el ginecólogo para que te pueda recomendar otros tratamientos.

 

 

 

 

 

Imágenes: El mundo.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *