Por qué no hay que consentir los celos en pareja

 

 

Los celos no deberían permitirse en una relación

 

 

Las parejas son harto complicadas, y cada una tiene su propio mundo y su propio universo.

 

 

Esto quiere decir que, evidentemente, no podemos cortarlas a todas por el mismo patrón, porque tendríamos muchos errores a la hora de juzgar los actos de las personas que forman parte de esta relación sentimental.

 

 

Sin embargo, hay puntos concretos en las que todas coinciden, y que no debemos consentir pase lo que pase, porque hay actitudes que jamás están justificadas. Una de ellas, sin dudas, son los celos. Te damos las claves para que identifiques por que no hay que consentir nunca los celos en pareja.

 

 

 

Los celos son inseguridades de la persona que los siente

 

Si tu pareja es muy celosa, y lo lleva por bandera con orgullo, probablemente lo que sienta de verdad en su interior sea una inseguridad brutal hacia la relación.

 

 

Normalmente, los celos no hablan solo de la pareja, sino también del amor propio y de la seguridad que se tiene en uno mismo.

 

 

Por mucho que la relación tenga según qué cosas, si sus miembros están a gusto consigo mismos no sentirán celos que les hagan pasarlo mal o perder el control.

Nunca se tiene la culpa de provocar estas actitudes

 

Muchas personas justifican sus celos en las actitudes del otro. Hay que diferenciar: una cosa es querer hacer daño y otra muy distinta es sentir celos porque el otro haga según qué cosas.

 

 

Nunca ‘compres’ la idea de que estás provocando celos en otro, y eso te haga sentir mal contigo misma. Los celos y sus reacciones no están justificados, porque la envidia o el malestar hacia el otro es de los peores sentimientos que se pueden experimentar.

 

Los celos no significan amor

 

Si te quiere, sentirá celos. ¡Mentira! Si una persona te quiere, te respeta y te admira jamás justificará sus inseguridades con situaciones de celos.

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, okchicas.com. 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *