Los 7 beneficios de teñirse con barro

 

 

¿Quieres saber más? ¡Esto te interesa!

 

La conocida como coloración con barros, plantas o natural no se trata de una nueva técnica capilar, sino de la evolución de la aplicación de hennas en el cabello que de un tiempo a esta parte ha resurgido en los salones de peluquería más punteros.

 

 

Esta ecológica forma de tintar el cabello la compone una coloración natural a base de pigmentos de plantas, maderas, flores y tierras que, mezclados con agua caliente, forman un barro que se aplica sobre el cabello recién lavado. No provocar alergias y no dañar en absoluto el cabello son sólo algunos sus beneficios, pero tiene muchos más.

 

 

El reputado equipo de coloristas de la estilista Noelia Jiménez, junto a ella, explican todas las ventajas que proporciona al cabello teñírselo de esta forma tan sostenible.

 

 

 

Los barros no ocasionan ningún tipo de ataque al cabello

 

Ya que penetran en él de forma superficial y no contienen amoníaco (el componente principal de los tintes comunes). Además, tienen una acción astringente que desintoxica a fondo el cuero cabelludo, eliminando los residuos y aportando volumen desde la raíz a las puntas.

 

Teñirse con barro mejora la cutícula del cabello 

 

Gracias a sus propiedades fitoterapéuticas (exclusivas de origen vegetal), dejándolo muy hidratado y reduciendo también el encrespamiento. De hecho, los expertos aseguran que este tipo de coloración es un servicio que todo el mundo debería realizarse,  ya que mejora la calidad capilar y aporta mucho brillo a la melena.

 

Los tintes con barros no generan una raíz «evidente» como la de los tintes químicos

 

El pigmento va desapareciendo con los lavados y se va fundiendo con las canas (en el caso de que las hubiese). Los barros maquillan las canas integrándolas de forma natural, de tal modo que hacen ellas mismas de micro mechas. 

 

Forman una barrera protectora frente a las agresiones externas

 

Debido a que actúan sobre las capas más superficiales del cabello.

 

Los tintes ecológicos no provocan alergias

 

Puesto que en contadas ocasiones un barro vegetal deriva en reacción. Por lo tanto, constituyen la opción ideal para personas con alergia a los tintes químicos.

 

Los tintes con barro tienen una gran gama de colores naturales 

 

Con materias primas especializadas que se pueden mezclar para personalizar cada tono, haciendo del color una auténtica obra de arte.

 

Los tintes naturales no huelen a amoníaco, sino a campo

 

Gracias a los materiales que se mezclan durante su fabricación (flores, plantas, barro, etc.). Por lo que el tiempo de espera mientras éste se “seca” es mucho más agradable que cuando uno se tiñe químicamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: bellezaerestu.com, largopeinados.com. 

 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *