Cómo cuidar tu ropa más apreciada: los mejores trucos

 

Los mejores trucos para cuidar de tu ropa

 

Año tras año nuestro armario va cambiando y renovándose, adaptándose a nuevas tendencias y a nuestros gustos. No obstante, hay ropa a la que le tenemos un cariño especial. Se trata de prendas recién adquiridas, pero también de prendas que, a pesar del paso de los años, siguen teniendo un lugar privilegiado y no nos cansamos de ellas.

 

 

El secreto para que, tanto unas como otras duren muchos años más, es cuidarlas. Dicho cuidado incluye tanto las precauciones para que no sufran ningún incidente, como las soluciones que podemos aplicar una vez una situación indeseada ocurre.

 

 

De este modo, no arruinar un vestido por una mancha de vino, por ejemplo, es posible. Solo es necesario conocer pequeños truquitos muy eficaces que nos harán disfrutar de nuestras prendas favoritas muchos años más.

 

 

Uno de los mejores placeres de la vida es disfrutar de un buen vino o saborear un delicioso manjar en buena compañía. Sin embargo, ¡cuántas veces hemos creído que este momento se estropeaba al salpicarnos con unas gotas de vino tinto o al caer sobre nuestra ropa una pizca de aceite!

 

 

Se trata de manchas que habitualmente nos fastidian mucho, porque nos asustan. Y esto se debe a que, si no son tratadas de la manera correcta, pueden arruinar nuestra prenda para siempre. Si esto ocurre con una de nuestra prenda predilecta, la sensación será peor.

 

 

 

Los trucos caseros: al alcance de la mano

 

 

Los llamados trucos caseros están de moda, porque, además de solucionar pequeños problemas de la vida cotidiana, suelen aplicarse de manera rápida, sencilla y, sobre todo, eficaz.

 

 

En lo que a la ropa se refiere, este tipo de secretos son de una gran variedad abarcando desde los consejos para crear y hacer nuestros propios outfits, hasta las soluciones ante todo tipo de accidentes habituales como son las manchas, los rasgazos, las decoloraciones, etc.  En el caso de estos últimos, los trucos caseros nos permiten actuar y alargar la vida de nuestras prendas en el armario.

 

 

Trucos caseros para accidentes habituales

 

 

En las siguientes líneas detallamos algunos de los accidentes e imperfecciones que, con más frecuencia, sufre nuestra ropa y las soluciones que podamos aplicar, para que sigan luciendo con tanto glamour como en la alfombra roja:

 

Manchas de tinta

 

Si trabajamos entre despachos y oficinas, es muy frecuente que a nuestro alrededor tengamos materiales como los bolígrafos y rotuladores, cuya tinta es una gran enemiga de los tejidos. Cuando sufrimos una mancha de este tipo, podemos aplicar leche en la zona, dejándola actuar un par de horas.

 

 

Si esto no funcionase, en el mercado encontramos productos específicos con gran eficacia para aplicar en el lavado.

 

Manchas de grasa

 

Muy habituales en las comidas, como por ejemplo las navideñas. Por ello, es esencial que contemos con polvos de talco, para aplicar sobre la mancha nada más la identifiquemos.

 

Manchas de vino tinto

 

Unas de las manchas más indeseables. Para eliminarlas podemos echar mano de su hermano el vino blanco, que actúa sobre la mancha eliminando el color rojo.

 

 

 

Manchas de maquillaje

 

Son muy frecuentes en la zona del cuello de camisas y jerséis. Contra ellas, podemos aplicar jabón antigrasas, dejándolo actuar unos minutos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: mujerde10.com, eslamoda.com.   

 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *