¿Qué alimentos no se deben mezclar?

 

Los alimentos que no deberías mezclar

 

Para mantener una dieta equilibrada, sana y tener una buena digestión es muy importante conocer que tipo de alimentos no se deben combinar.

 

 

 Las malas digestiones es uno de los problemas de la sociedad actual, muchos de los que se pueden evitar ya que son provocadas por la mala elección de los alimentos.

 

 

Siguiendo una serie de pautas su organismo va a notar una mejoría desde el primer momento que comiences a realizar la elección correcta.

 

 

Alimentos que no debes combinar

 

Espinacas con queso

 

Las verduras de hoja verde: acelga, espinaca, berro, contienen oxalatos, sustancia que reduce la absorción de calcio presente en el queso y en los lácteos. El calcio que tiene el queso no es compatible con el hierro de la espinaca para su absorción, por lo tanto, evita mezclarlos.

 

Lentejas con leche

 

Las lentejas son buenas fuentes de hierro, mineral que se ve afectado porque el calcio de la leche, y disminuye su disponibilidad al competir en su absorción intestinal.

 

 

Además, la grasa y proteína que contienen los lácteos sumada a las fibras y proteínas que contiene las lentejas, sobrecargan el sistema digestivo provocando gases e hinchazón.

 

Arroz integral con verduras

 

La combinación tampoco es buena, ya que el ácido acético presente en los cereales integrales no debe mezclarse con las verduras porque evita que se absorban los minerales de forma correcta.

 

Pollo con patatas

 

No se debe mezclar proteínas y almidones es una pésima combinación. Lo ideal es acompañar el pollo, la carne o el pescado, con verduras o tomate aliñado con limón. Los almidones necesitan un medio alcalino para ser bien digeridos y las proteínas un medio ácido.

 

 

Al mezclarlos, el sistema digestivo libera jugos ácidos y alcalinos que se neutralizan entre sí. Lo que ocurre en este caso es que la digestión tardará varias horas en producirse, con el gasto de energía que esto conlleva.

 

 

 

Fruta

 

La fruta no se debe mezclar ya que es un alimento de digestión fácil.

 

 

En caso de mezclarse con otros alimentos como agregarla en ensalada, o con otros ingredientes la digestión se vuelve más lenta. Lo ideal es comer la fruta sola, antes o después de ingerir otros alimentos, como snack o merienda.

 

 

Es importante aprender a combinar correctamente los alimentos teniendo en cuenta estos consejos al momento de prepararlos y servirlos. De esa manera se pueden evitar muchas complicaciones de salud.

 

 

Si tienes algún problema digestivo no dudes en consultar a tu médico.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, Infobae, Hiper Libertad.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *