Dieta anti-estrés y sus beneficios

 

Los beneficios de seguir una dieta-estrés

 

Una buena manera de lidiar con el estrés es incluir en nuestra dieta una serie de alimentos de alimentos que nos van a ayudar a sobrellevar mejor estas épocas caóticas sin sentirnos tan mal.

 

Los síntomas pueden variar depende de la persona, pero generalmente los malestares se centran en el estómago, dolores de cabeza, reacciones alérgicas, dolores musculares, insomnio.

 

 

En esa época de estrés es importante reponer nutrientes que el organismo consume de más en esos momentos como vitamina C, magnesio, calcio y Omega 3, son indispensables.

 

El cuerpo necesita más recursos energéticos por esos momentos nos apetecen alimentos procesados como azúcares y grasas hidrogenadas, exceso de sal, vamos a sentir placer momentáneo, pero va desequilibrar el sistema nervioso.

 

Dieta antiestrés y alimentos que debemos agregar

 

Cereales integrales

 

El pan y los cereales integrales aportan azúcares lentos para nutrir el cerebro y las células nerviosas, además contienen gran porcentaje de vitamina B que permite equilibrar el estado de ánimo.

 

Plátanos

 

Es el alimento con muchos beneficios al ser rico en vitamina A, C y las del grupo B. Además, aporta minerales como hierro, potasio, magnesio y cobre, imprescindibles para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

 

 

Ayuda a la producción de serotonina, y por su alto contenido en potasio permite relajar el sistema neuromuscular por lo que favorece su normal funcionamiento.

 

Frutos secos

 

Un puñado de frutos secos al día aumenta los niveles de serotonina, conocida como la hormona de la felicidad en el sistema nervioso. Además, aportan vitaminas y minerales como zinc y magnesio, ideales para aliviar la fatiga.

 

Ejemplo de dieta

 

Desayuno

 

Algunas de las opciones que podrías elegir: jugo de naranja natural y tostadas pan integral, yogur desnatado con fresas, una taza de avena con frutos rojos.

 

Almuerzo

 

Ensaladas es importante agregar vegetales de hojas verdes como espinacas, berros, lechuga.

 

Agregar una porción de arroz integral y en cuanto a la proteína o algún atún u otro pescado.

 

 

Merienda

 

Zumos de frutas, infusiones, fruta en trocitos, tostada de pan integral con aceite de oliva, una taza de avena o leche de soja.

 

Cena

 

Sopa de verdura hervida zanahoria, remolacha, calabaza, brócoli.

 

 

También puede ser pimientos o verduras al horno, agregar como proteína alguna pechuga de pollo al horno rehogada con limón.

 

 

Luego una infusión de manzanilla, menta, melissa, que te va a ayudar hacer la digestión y a prepararte para el descanso.

 

 

 

La alimentación puede afectar al padecimiento del estrés, agregando los alimentos adecuados a tu dieta podrás afrontar mejor los momentos de estrés y ansiedad.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Saber vivir, La mente es maravillosa, Webconsultas, blog del fotográfo. 

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *