¿Cómo se mide la eficacia de los productos cosméticos?

 

¿Están siendo eficaces los productos cosméticos que estás utilizando?

Rejuvenecer la piel, reducir las arrugas y las manchas, efecto flash, disimular poros, acabar con las estrías, decir adiós a las ojeras… Son muchas las promesas que nos hacen las marcas de cosméticos, al igual que las necesidades de los que recurrimos a ellos.

 

 

 

Pero, ¿son reales esos milagrosos beneficios?, ¿qué tipo de pruebas se realizan en los laboratorios para vendernos ese resultado? Sibari Republic, la marca de cosmecéuticos creada por expertos científicos del momento, nos da las claves para entender qué tipo de estudios se realizan para comprobar la EFICACIA de los productos.

 

Un producto cosmecéutico debe ofrecer calidad, eficiencia y transparencia

Es necesario que se realicen diferentes test de uso y de eficacia en voluntarios bajo control dermatológico para garantizar resultados visibles en la piel.

 

 

Test de uso

Sirve para verificar la aceptación, tolerancia cutánea y seguridad de los productos. Se realiza en voluntarios humanos, quienes se aplican la muestra durante X días. Paralelamente, se realiza un cuestionario al inicio y al final del ensayo, donde dan su opinión subjetiva sobre los productos.

 

 

Test de eficacia

Se trata de estudios de eficacia objetiva, pueden ser ensayos in vitro, in vivo o ex vivo y se utilizan diferentes equipos diseñados para analizar el estado cutáneo. Certifican que el producto evaluado cumple lo que promete.

 

 

 

Los estudios de eficacia cosmética son especialmente relevantes porque deben estar fundamentadas con pruebas apropiadas y verificables, incluidas las evaluaciones de expertos.  Miden, por ejemplo, la profundidad de las arrugas, el nivel de hidratación, los niveles de grasa en la piel, etc.

 

 

Cada producto cosmecéutico está formulado para ejercer unas determinadas funciones que vienen reivindicadas en el etiquetado 

Deben ajustarse al cumplimiento de la legislación y a los datos que justifican que son funciones reales. Según el beneficio cosmético que defienda cada producto, se determina qué tipo y nivel de evidencia se necesita para probar su eficacia.

 

 

Los estudios desarrollados

Los estudios desarrollados en voluntarios respetan reglas éticas y los productos probados son sometidos previamente a controles de seguridad, siguiendo métodos fiables.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: trucosdebellezacaseros.com, femmeactuelle.fr. 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *