¿Para qué podéis usar el aceite de almendras?

Las almendras son esos frutos secos que estáis acostumbradas a ver durante Navidad o las celebraciones de fin de año. Sin embargo, actualmente su consumo se ha extendido y sus propiedades se han ido dando a conocer por médicos y nutricionistas. Uno de los productos que se ha popularizado últimamente es el aceite de almendras, el cual posee muchas propiedades y beneficios dignos de aprovechar. El aceite de almendras os brindará una piel más saludable gracias a su contenido de vitaminas A, B y E. El aceite ayudará a mantener los niveles de hidratación de la piel y, debido a su rápida absorción, no bloqueará los poros. Otra de las ventajas que podéis aprovechar del aceite de almendras es el hecho de que colabora con el fortalecimiento de los huesos. Las almendras proporcionan calcio, componente esencial que hace que los huesos estén fuertes. A su vez, el aceite dulce de estos frutos secos aporta otros nutrientes que incrementan la densidad mineral existente en ellos. Por otro lado, también podréis mantener estables a los niveles de colesterol.

El aceite de almendras tiene una cantidad considerable de potasio y es bajo en sodio, cuestión que ayuda a regular la presión sanguínea y a mantener en buen nivel de colesterol. Vuestro cabello también puede ser favorecido por este líquido, ya que le otorgaría brillo y suavidad. Como si ello fuera poco, adicionalmente evita la calvicie debido al alto contenido en ácidos grasos oleicos.

La vitamina E que posee beneficia al cuero cabelludo mejorando de manera considerable los casos de caspa y dermatitis seborreica. Si queréis usar el aceite de almendras para el cabello, las dos alternativas que se recomiendan son: colocar una pequeña cantidad en las puntas y cuero cabelludo o usarlo como reemplazo del acondicionador dejándolo actuar unos minutos luego y quitándolo con agua tibia.

Por último, pero no menos importante, el aceite de almendras contribuye a reducir las estrías. Esto sucede por los ácidos grasos que lo conforman y la vitamina E, que juntos regeneran la piel, le aportan suavidad y humectación. Así que ya sabéis, el aceite de almendras es una buena y natural opción para incorporar en vuestros cuidados diarios para así manteneros espléndidas.

Imágenes: Vix

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *