Feminismo vs Hembrismo: ¿Cuál es la pequeña ‘gran’ diferencia?

«El feminismo es una postura radical adoptada por muchas mujeres que tiene como objetivo poner a la mujer por encima del hombre a nivel social, laboral y personal.» «El mayor afán de las personas feministas, ya que no todas son mujeres, es quitarle valor al hombre en todos los aspectos de su vida». Esta definición correspondería a una persona que no tiene muy claro qué significa el feminismo.

El feminismo no es ni mucho menos una opción desmedida, sino la defensa de la igualdad entre hombres y mujeres. Un movimiento social que lucha por el progreso de éstas y aboga por sus derechos, denunciado e intentando erradicar comportamientos discriminatorios que tienen su raíz simplemente en la arbitrariedad del sexo.

valor_humano

Otro concepto completamente diferente es lo que se conoce como hembrismo, que sí es una postura radical, extrema y nada razonada por parte que quienes lo defienden y lo practican. Sería justo lo descrito al principio de esta columna, es decir, lo contrario al machismo. Un fenómeno llevado a cabo por las mujeres, que consiste en subvalorar y discriminar a los hombres.

Muchas veces el feminismo degenera y se convierte en hembrismo, pero mientras no lo sea es importante destacar que las mujeres feministas lo único que quieren es alcanzar la igualdad entre el hombre y la mujer. Una igualdad que a pesar de que cada vez está más cerca se resiste a implantarse en nuestra sociedad, marcada por los estigmas de un patriarcado tan enraizado como antiguo y enfermo.

Ser feminista no tiene nada de malo ni es algo de lo que avergonzarse, aunque haya quien lo señale como algo abominable u hombres que ridiculicen tal postura. Lo que sí que resulta desagradable en cambio, son las mujeres machistas. Algo tan anacrónico como preocupante.

Imágenes: Pinterest

 

Autor: Nuria Campín

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *